lunes, 26 de diciembre de 2011

2011 Resumen aual

Cuesta un poco creer que ya estamos a puertas de un nuevo año y cerrando una etapa, etapa que como todo tuvo sus cosas buenas y malas, un año donde hay bastante material para rescatar y recordar en el futuro.

Reconstruyendo La Vida:


El año inicia aparentemente tranquilo hasta que llega el mes de Marzo con una terrible noticia desde Japón, y con el pasar del tiempo las cosas no mejoran, por el contrario, cada vez empeoraba la situación en un país donde al final los terremotos y tsunamis había destruido poblaciones enteras y dejado a montones de familias en la ruina. Una tragedia que sobrepasó las expectativas de la gente, como si nunca quisiéramos imaginar lo peor, pero a veces sucede, Japón se convirtió en un epicentro de tragedias y dolor, dolor de un pueblo bueno y civilizado, que siempre parece haber dejado un gran ejemplo para el resto del mundo y ahora era nuestro turno de ayudarlos.

Con una campaña mundial liderada por los Estados Unidos, Japón recibe ayuda y mensajes de apoyo de diversas partes del mundo, pero la mejor prueba de optimismo y humanidad se encontró en sus propios habitantes, quienes con una tremenda fortaleza, orden y solidaridad, poco a poco levantaron de nuevo a su país, sin entrar en caos, sin salir a saquear, sin necesidad de pisar a los demás para salir a flote, todos unidos en una campaña de levantarse ante la adversidad y salir a flote. Y a pesar de que desgracias como inundaciones, terremotos o incendios destruyen muchas vidas, estas a su vez también nos permite ver muchas veces el mejor lado de las personas en su afán de ayudar y solidarizarse con los demás, durante este año vimos a cientos de bomberos y rescatistas arriesgarse por la vida de familias, obreros, niños e incluso animales que necesitaban de su ayuda para sobrevivir.

Hinchas En El Stadium:

En el terreno deportivo vimos un campeonato de la Copa América con sabor a poco donde los grandes titanes como Brasil o Argentina no cumplieron con las expectativas de la gente y hasta se llevaron de recuerdo un par de terribles vergüenzas (sobre todo Brasil), por el contrario, equipos de menor prestigio como Perú o Venezuela probaron un nivel superior y sobre todo, fuerzas y optimismo para aguantar todo lo posible.

Messi probó nuevamente ser la estrella mundial del fútbol y el ídolo de Europa, mientras que en el sur de Latinoamérica hubo sorpresas cuando Boca Juniors llegó a la cima del fútbol argentino y a su vez, se despidió de uno de sus más grandes exponentes, Martín Palermo. Por el contrario, el eterno rival de Boca tuvo que descender a la B y sufrir la furiosa reacción de sus hinchas que dejaron el monumental hecho pelota.

Me Aburren:

En lo político los yankees se dieron un doble gusto al ver muertos a dos de sus más grandes enemigos (Gadafi y Bin Laden), mientras tanto en Latinoamérica, hubo protestas y polémica por la prevención de áreas naturales, en el caso de Brasil con evitar la construcción de represas en el Amazonas y en el caso de Bolivia con el escándalo del parque nacional Tipnis.

Disco Del Año:

En lo musical (y de lo que se trata principalmente este blog) pasamos el año sin pena ni gloria, salvo por algunas gratas sorpresas que afortunadamente nunca faltan, encabezando estas sorpresas tenemos a la prodigiosa voz inglesa de Adele, la genial compositora que grabó lo que para mi y este blog, es el campeón indiscutido del año como mejor disco del 2011, probando con su interpretación un talento y una emoción tan alta que parecía ya haber desaparecido o muerto con grandes voces como Janis Joplin o Ray Charles.

Guitarras y Melenas:

Dentro del rock, ídolos como Kings Of Leon y Foo Fighters siguieron demostrando crecimiento artístico y profesional, mientras que otras bandas como los legendarios R.E.M. cerraron el telón y nos dijeron adiós.

En el mundo del metal nombres importantes como Arch Enemy, Stratovarius y los veteranos Megadeth, lanzaron nuevo material para la sorpresa y el gusto de sus fanáticos. Y si bien Megadeth se mantuvo fiel a su estilo y dejó conformes a sus fanáticos, los otros titanes del thrash, Metallica, sorprendieron con un disco experimental a dúo con Lou Reed, trabajo que durante este año dejó a más de uno pensando “que diablos fue eso?”

También los rockeros giraron por todo el mundo ganando miles de dólares y vacacionando por los continentes donde los esperaron fanáticos que los elogiaron en todos los idiomas, en Latinoamérica por ejemplo, tuvimos la chance de presenciar las visitas de los irlandeses de U2 o los ingleses de Iron Maiden( a quienes tuve la oportunidad de ver), en el caso de Bolivia tuvimos algunas muy gratas visitas metaleras comenzando con la doble dosis de Anvil y Primal fear, suerte que continuó con grandes nombres como Tarja Turner o los legendarios Accept.

Desafortunadamente esta suerte se nos fue al carajo cuando después de problemas de evasiones de impuestos y unos inescrupulosos políticos que no saben un sorete de música, se presentó una ley y una tarifa a los conciertos internacionales, cagándonos un futuro prometedor y un par de promesas rotas como Blind Guardian u Overkill, la frase “era demasiado lindo para ser cierto” nunca tuvo tanta claridad, no obstante, eso no evitó que al menos llegue Megadeth a fines de año, robando con unos precios de locura, pero, llegando al fin y al cabo.

Heaven isn't too far away:

Dentro de los otros estilos de música hubo un par de tragedias este año cuando los fanáticos del Jazz y el R&B perdieron a su diva Amy Winehouse cuando esta sucumbió ante una sobredosis (¿sorpresa?), pero la tragedia más dura para la música de este año fue la perdida del mítico rapero y productor Nate Dogg, un veterano del negocio que había colaborado con grandes estrellas como 2pac o Eminem. Dentro del mundo del rock las cosas se mantuvieron tranquilas, salvo por la partida de un personaje que en los 80s fue toda una fugaz sensación con el LP “Cherry Pie”, personaje que era el viviente descenso del glam metal a principios de los 90s. Y si bien Jani Lane era un tipo carismático y talentoso, el negocio le dio la espalda y le pagó mal, dejándolo con un montón de problemas económicos y emocionales.

Artista Del Año:


Pero en cuanto a los que quedaron vivos, algunos se la están pasando re bien, en especial un tal David Guetta, un gringo que siempre tiene cara de estar pasándola a toda madre y que se codea con lo mejor de la música actual, este DJ y productor es el visionario artista que está trazando éxito tras éxito y preparando el terreno para lo que es la música del futuro, de gustos eléctricos y pasión por las fiestas, Guetta tiene un sexto sentido para el éxito y para grabar hits, este francés nos permitió participar de su fiesta global al visitar un montón de países donde estuvo incluido Bolivia, gracias loco por habernos dado el mejor y más espectacular show del año.

Mientras Tanto Yo:

Para mi fue un buen año, lleno de retos, pero donde afortunadamente descubrí en mi una inaudita fortaleza y optimismo que la verdad jamás pensé haber tenido, me replanteé un montón de cosas, por las buenas y por las malas, desperté y abrí los ojos a muchas realidades de este mundo, también actué con la inteligencia de levantarme y hacer las cosas bien esta vez, mientras que en momentos duros, como la aparición de una enfermedad, me ayudó mucho el aguante de mi querida familia, la compañía de mis amigos y aquella extraña fortaleza que le nace a uno cuando se siente enamorado.

En fin, un año de proezas y grandes momentos vividos, de dificultades afrontadas y en su mayoría superadas, pero sobre todo, de grandes proyectos en los cuales di los primeros pasos para que en un futuro los esté concluyendo.

Felices Fiestas a todos, gracias por sus visitas y por leer este blog.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Grandes Metas


Pareciera que a veces una meta por buena que sea, realmente está lejos de nuestro potencial y lejos de nuestras habilidades. Creo que finalmente para tomar cualquier tipo de decisión siempre tenemos que tener los pies bien puestos sobre la tierra para saber si realmente aquella meta que nos planteamos está a nuestro alcance y si podemos realizarla con éxito.

Pero existimos otros que tenemos un gran, terrible defecto, y ese defecto implica el ser demasiado ambiciosos en nuestras metas y plantearnos objetivos tan irreales que al final por simple lógica no podremos terminar realizando. Es decir, intentamos más de lo que podemos.

Este defecto mío se me hizo demasiado obvio durante todo el transcurso de este año, siempre soñando y anhelando la cima y conquistar las metas más altas que me proponía, ignorando totalmente que hay cosas que por más que me esfuerce, terminarán siendo… imposibles.

Peco de ser un soñador y mirar demasiado alto, cuando se que hay grandes posibilidades de que quizás no llegue hasta ese lugar que me propuse y que se encuentra mucho más arriba de lo que me había imaginado.

Pero de algo si estoy seguro, que de toda experiencia algo bueno se saca, y por más que a veces cometeremos el error de plantearnos metas muy altas, esto al final terminará sacando lo mejor de nosotros y si no nos propusiéramos llegar tan lejos, realmente, nunca seríamos capaces de saber hasta que lugar podríamos llegar. Tampoco sabríamos de todo lo que podemos llegar a ser capaces.

Las metas altas, difíciles o MUY jodidas, terminarán demostrándonos de lo que somos realmente capaces y del verdadero potencial que tenemos, es el punto de encuentro donde nos damos cuenta de que somos capaces de lograr cosas y cambiar defectos que, posiblemente nunca hubiésemos pensando que seríamos capaces de cambiar.

Y si, se que es feo perder, y se que ayer me sentí como un fracasado por haberme planteado metas tan grandes durante este año, metas que quizás sobrepasan mi potencial, pero es también gracias a esto que cambié y mejoré de un modo que quizás en circunstancias más sencillas o “razonables” no hubiese sido posible. Y por más que a veces cometamos el error de ser ingenuos y planificar cosas como estudiar una carrera que es muy difícil, solicitar un empleo que requiere de mucho esfuerzo, planificar un evento grande o conquistar a una chica realmente inalcanzable… se que todo esto por más que sea una locura terminará dando buenos resultados en cuanto al potencial y al orgullo que sentimos de nosotros mismos, después de todo, los grandes proyectos de la humanidad empezaron por que a alguien se le ocurrió alguna locura o algo “imposible”:

Volar como las aves…

Caminar sobre la luna…

Tener una computadora en cada hogar…

Igualdad de derechos…

Y aunque los locos y soñadores terminemos muchas veces en el fracaso, no puedo negar que el imaginarnos cosas imposibles y pensar en como vamos a alcanzarlas nos provoca una tremenda sensación de fortaleza, entusiasmo y fe.


You know I'm a dreamer
But my heart's of gold
I had to run away high
So I wouldn't come home low…

sábado, 3 de diciembre de 2011

Top 5 Invitados En The Muppets Show

Y si, para variar otro “ranking” en el blog y aunque esto se esté volviendo tedioso o creas que ya me quedé sin ideas, se trata tan solo de una oportunidad para recordar a algunos grandes invitados que fueron parte del show de las marionetas que fue tan popular en los 70s y que hoy vuelve a estar “de moda” gracias al estreno de la película donde veremos nuevamente a estos inolvidables personajes creados por el ya desaparecido Jim Henson.

Johnny Cash: Y tratándose de grandes estrellas Johnny Cash es un gran ejemplo, un tipo que en los Estados Unidos es tan grande y legendario como Elvis Presley o Ray Charles, sin más ni menos, y aunque Cash fue un verdadero rebelde en su momento, acá ya aparece en su faceta más “tranqui” o más amigable compartiendo algunas risas y música country con los muppets.



Debbie Harry: la diosa del punk rock no pudo resistir la tentación de divertirse un rato con los muppets y así es como terminó siendo una estrella invitada en aquel show donde compartió lo más famoso de su repertorio.



Elton John: En su momento de gloria y mejores temas, este personaje extravagante se convirtió en uno de los más recordados invitados del show, demostró su sentido del humor, su variedad de atuendos y hasta se llevó algunos elogios de los muppets.



Paul Williams: Se me hace un poco antinatural verlo en esta faceta de tipo bonachón después de haberlo visto como el diabólico villano en “The Phantom Of The Paradise”, film al que tengo una gran admiración, no obstante, Williams y su estilo de pop clásico fue un excelente complemento para los divertidos muppets y debo admitir que la cancioncita tampoco está nada mal.



Alice Cooper: Era medio obvio esperar a este icono del rock en el primer lugar de la lista, y si bien es pionero del shock rock y de una eterna lista de tendencias en el heavy metal, su estilo bizarro y directamente “raro”, resultó encajar muy bien con el humor y las locuras de los muppets, otro tipo de locuras, pero locuras al fin y al cabo. Nótese que también Cooper, a pesar de ser un maestro en mezclar el horror con el rock, es también un tipo bromista y cómico que se permite jugar con todo ese "lado oscuro", y es este humor lo que le permitió llevarse tan bien con aquel grupo de marionetas.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Top 5 (Cejones)

Y si, admito que a veces ver aquel par de enormes cejas frente al espejo puede resultar extraño, bizarro, raro, pero reconozco que también cubren y dan sombra a mis ojos en los días calurosos y los protegen del agua cuando llueve, además que las cejas enormes siempre han llamado la atención por dar al rostro un look más macho y desprolijo.

Por todo eso y mucho más.... Aguanten los cejones digo yo!  

5. Scott Ian (Anthrax): el cejón del metal por excelencia, tipo talentoso y amante de la cámara, cuando no está rompiendola con su banda o girando con el "Big Four", se la pasa en VH1.

 

4. Henry Rollins (Black Flag): Pese a que, a simple vista luce como un sujeto de aspecto amenazante, de mirada que mete miedo y un físico que advierte respeto, Rollins "parece" ser un tipo divertido y carismático, el es también uno de los más versátiles punk rockers, pues su trabajo también incluye la actuación y la comedia. También es un sujeto que siempre goza de largar comentarios y anécdotas memorables cuando lo entrevistan en algún documental o programa de tv. 

 

3. Hermanos Gallagher (Oasis): los hermanos que compiten en talento, arrogancia y en quién tiene las cejas más grandes, conformaron a nada más y nada menos que una de las mejores y más populares bandas del Brit Rock, y hasta lograron que el llevar cejas pobladas sea algo "de moda" o "bien visto". Ahora ambos giran por el mundo cada uno con su banda respectiva y manteniendo un poco menos visibles las rivalidades y escándalos. 

 

2. Jacob Dylan (Wallflowers): Hijo pródigo y miembro de la realeza del rock gracias a un tal Bob Dylan, Jacob es un tipo con la suficiente personalidad como para crear su propio estilo sin tener que estar plagiando el look o la música de su famoso padre. No obstante, aún queda la duda de donde habrá heredado aquellas cejas que evidentemente, su legendario padre nunca ha tenido.

 

1. George Harrison (The Beatles): Quizás no tan visible o talentoso como sus compañeros Lennon y McCartney, sin embargo, Harrison nunca ha decepcionado, sus dos o tres temas concedidos por cada álbum siempre se robaban algo de atención y cuando le tocó ser solista se encargó de grabar algunas joyas como el debút "All Things Must Pass". De personalidad rebelde, genial y reservada (igual que yo) se encargó de innovar en el rock con un par de ideas, como por ejemplo, el rockear con una cítara en las épocas del "Sgt. Peppers", también es uno de los pioneros en exportar la practica del yoga y hacer de ella algo "cool".

 

lunes, 24 de octubre de 2011

LULU

Es un poco extraño pensar que exista un disco donde convergen Lou Reed con Metallica, casi como imaginarse a Bob Dylan con Mastodon o a Leonard Cohen con Slayer, aquí hablar de afinidad es una broma. Por otro lado, ambos son grandes titanes en lo que les corresponde dentro de la música, hablar de Metallica o Lou Reed tampoco es cualquier cosa, los reyes del thrash metal, los titulares del big four y leyendas del rock con al menos 3 o 4 discos clásicos en su haber, y el otro, un tipo que reinventó el rock en los años 60s, padrino del punk, innovador y uno de los mejores letristas que supo dar este mundo.

Tomando en cuenta el prestigio de ambos nombres se prevé que al menos, ALGO BUENO saldrá de esta bizarra combinación. Escuchando algunos temas puedo asegurar de entrada que cada uno aporta con algo bueno, por ejemplo, Lou Reed ha sido un maestro con el manejo de atmósferas desde sus días en la Velvet Underground, por lo que acá tenemos un montón de sorprendentes atmósferas que emanan peligro, tristeza, horror, etc. Reed también es un capo en cuanto a escribir letras y acá no es para menos, te podría decir que como un disco conceptual las letras de Lulu son al menos interesantes. Otra cualidad de Reed es la de ser un artista 100% genuino, es decir, hace lo que se le canta y lo que cree que es correcto, sin importarle una banda lo que opine la gente o lo que esté de moda, podríamos reconocer que al menos el disco no tiene ninguna intención comercial, después de todo estamos hablando del hombre que en los 70s editó el infame/legendario “Metal Machine Music”.

Metallica por su parte realiza buenos y breves aportes a la mezcla, digamos que al menos le impregna un poco de emoción a los versos que recita Lou Reed, Metallica también impresiona al haber tomado la decisión de colaborar en un disco nada  convencional, y eso que hasta hace algunos años, eran satanizados de ser un grupo comercial, vendido y capaz de cambiar su estilo solo para estar a la moda, acá sucede todo lo contrario, Metallica apuesta a algo bizarro, complicado y muy intelectual como para el mainstream, al menos ahí hay que reconocer su valor. Otra cualidad es que Metallica se está arriesgando a probar algo nuevo por simples méritos musicales, y hay que saber admirar a cualquier artista cuando intenta crecer o probar cosas nuevas, sobre todo a estas alturas que Metallica ya tiene tantos años encima.

Ahora vamos con lo malo… en primer lugar, la mayoría de los temas Reed se la pasa recitando los versos que cuentan la historia de Lulu, muy rara vez se anima a articular algo similar a una melodía o a lo que se dice “cantar”. Otra desventaja es que muchos por ahí que nunca han escuchado a Lou Reed y solo aman la música pesada, quizás se sientan decepcionados al escuchar a Metallica hacer algo tan radicalmente distinto, aunque es una pena pues esto no les permitiría descubrir nuevas cosas. Con respecto a lo musical, si bien no hay absolutamente nada desagradable en Lulu, existe una gran ausencia de riffs o melodías de guitarra que sirvan como gancho en cada uno de los temas, digamos que acá la principal función de la música es servir como fondo o “soundtrack” para la historia de Lulu, combinando diferentes sonidos e instrumentos para crear simples y emocionantes atmósferas.

En fin, Lulu no es un disco malo, es una de aquellas joyas interesantes y bizarras que aparecen en el universo del rock de tanto en tanto, probablemente de acá a 20 años sea un disco de culto y la gente diga “escucha esto, que loco!” pero mientras tanto vale la pena darle al menos una oportunidad.

Afortunadamente puedes escuchar el disco entero en la web de Lou Reed hasta el 31 de Octubre, también puedes buscar los temas individualmente en youtube con los tags: “Metallica & Lou Reed” “Full Song”.

He aquí la dirección donde puedes escuchar el disco tema por tema:



jueves, 20 de octubre de 2011

5 Gritos


Pese a que nunca fui fan de las películas de terror y hasta me han desagradado muchas veces por usar recursos tan baratos como el morbo sangriento, el susto sorpresivo y el auto-plagio de ideas, siempre  me he caracterizado por ser un tipo al que le gusta probar diferentes cosas y no cerrarse siempre con lo mismo, por lo que de todas las chances que les di a los films de terror, pude encontrar cosas realmente buenas y obras del cine tan clásicas que ignorarlas sería un pecado. 

Es por eso que acá en el blog van cinco grandes películas de horror para compartir y ver durante esta temporada de Halloween, quizás las más conocidas, pero a mi gusto las mejores.

5. The Ring (2002): la incluyo para darle chance a las nuevas generaciones de clásicos del terror y por que es simplemente genial. Puede que no asuste tanto como otras pero esta remake de una cinta japonesa es lo suficientemente interesante como para disfrutar de principio a fin. Me encanta la idea de que el extraño video que se ve en el film esté inspirado en los experimentos que supuestamente realizaba el ejército japonés para ver si era posible traumatizar, enloquecer y hasta matar mostrando videos con ciertas mezcla de imágenes.  Aunque en la película lo que te mata no es el video en si, sino aquella villana que aparecerá al séptimo día saliendo de tu pantalla con un aspecto realmente espeluznante. Este film inspiraría posteriormente a historias como “Una Llamada Perdida” y a cientos de videos de Youtube onda “no veas esto sino se te aparecerá alguien a media noche blah blah blah”, ya son todo un clásico.

4. The Texas Chainsaw Massacre (1974): Me atrae mucho la idea de que está inspirada en verdaderos hechos y en la vida de un verdadero asesino, pues convengamos que al fin y al cabo, a veces la realidad puede ser más tenebrosa que la ficción. Leatherface ya es todo un ícono del cine del terror y el padrino de otros maniacos como Michael Myers o Freddy Krueger. Encuentro también muy atractivo lo rustico y viejo de este film, cosa que siempre me ha dado una impresión mucho más realistas que los films de horror con grandes efectos especiales, y al menos en este caso, la cosa da un buen resultado.

3. Dawn of the Dead (1978) (2004): George Romero es el genio indiscutido en cuanto a llevar a los zombies a la gran pantalla, y esta apocalíptica invasión de muertos vivientes es mi favorita. La idea de los zombis siempre me ha parecido muy atractiva pues nos puede llegar a recordar un montón de cosas de la gente, desde un grupo de borrachos tambaleándose en la calle sin poder hablar correctamente, una turba iracunda de delincuentes que quieren saquear todo a su paso, hasta cosas mucho más inofensivas como un amigo que está enfermo y al que evitamos para no quedar contagiados.  En este caso Romero metaforiza a los zombis como un efecto de la globalización donde cada vez todos somos más y más propensos a formar parte de un solo grupo con un mismo comportamiento. Y aunque como buen admirador del séptimo arte detesto a las remakes, en este caso me gustaría recomendar ambas versiones pues, están igualmente buenas.

2. Suspiria (1977): Puede que acá no esté siendo nada objetivo, ya que mi admiración por las brujas nubla mi juicio a la hora de elegir a las mejores películas de terror, por eso, puede que me equivoque, aunque también es cierto que en cuanto a cine de terror Dario Argento es uno de los directores más famosos y está claramente es su mejor obra, sin olvidar que se trata de quizás, la mejor película de brujas y brujería jamás hecha. No será tan gore como “Saw” o tendrá situaciones de riesgo como las de “Viernes 13”, pero en cuanto al horror como arte visual, no hay con que ganarle, lo mejor de todo es aquel suspenso tan infalible que no te dejará en paz hasta el mismo final cuando la protagonista encuentre el centro o el origen de todos aquellos misteriosos eventos. Nota: de este film se hicieron luego dos secuelas, ambas son malísimas, así que no te recomiendo ni intentarlo.  

1. The Exorcist (1973): El campeón invicto en la mayoría de los casos cuando uno debe de elegir un film de terror, y es que no hay con que darle, esta película es realmente todo un clásico. Lo más impactante al menos para mi, es la transformación de Linda Blair, algo totalmente extremo y que pasa tan gradualmente que uno no tiene ni tiempo de reaccionar. La fotografía y la banda sonora también tienen un mérito aparte, ambas formidables y tan bien logradas que cuando uno ve aquella habitación pareciera que no existe lugar más aterrador en el mundo. Esta película también dio inicio a una saga de historias sobre exorcismos que personalmente siempre me han gustado y entretenido, desde “El Rito” hasta “El Último Exorcismo”, claro que ninguna ha logrado superar a esta pionera.

sábado, 8 de octubre de 2011

Recomendaciones (Pelis sobre fanáticos)


El rock siempre será una inagotable fuente de inspiración y lucro  para el cine, en esta ocasión, estas películas nos recuerdan las historias de unos cuantos fanáticos y su adoración por algún artista o banda en situaciones que van desde la comedia hasta la vida real y que seguramente nos recordarán una que otra cosa que habremos hecho por nuestros ídolos.

Rush: Beyond The Lighted Stage: el repaso de la historia de una de las mejores y más injustamente olvidadas bandas de la historia del rock, el power trio canadiense que reunió lo mejor del virtuosismo y la pasión por el rock nos cuenta los orígenes de su banda y además datos acerca de su leal ejercito de fanáticos que comparten la manía por Rush a nivel mundial, ejercito que también incluye a algunos más famosos (pero no menos fanáticos) como Jack Black o Billy Corgan.

Iron Maiden: Flight 666: Documental que nos muestra el recorrido de Maiden por la gira del Somewhere Back In Time y las hordas de alocados fanáticos que los esperaron en todo el mundo, fanáticos que hicieron colas durante horas para ver a la Doncella en vivo, que los siguieron desde el Aeropuerto al hotel  y hasta uno que fundó su propio culto a Iron Maiden. (Mundo generoso)

Confessions of a Teenage Drama Queen: Lola es una excéntrica y muy original señorita personificada por Lindsay Lohan que, se muda de Nueva York a un lugar más pequeño y común de lo que había esperado, no obstante, además de su histriónica tendencia a llamar la atención, ella también es conocida por ser una fanática a muerte de la banda Sidarthur y un frontman que reúne todos los estereotipos de un mártir del rock. Recomendada si te gustan las comedias, la buena música y los clones de Jim Morrison.

I Wanna Hold Your Hand: el film que le abrió las puertas al famoso director Robert Zemeckis y que básicamente tomó como inspiración el furor y la fama de los Beatles cuando llegaron a los Estados Unidos, una simplona pero muy entretenida peli que nos muestra a un típico clan de fanáticas que se mueren por conocer al grupo de moda y a un típico par de  hincha-pelotas que siempre odian al grupo de moda, no obstante te recomiendo disfrutar de la trama sin esperar ver a los Beatles en cualquier momento.

Detroit Rock City: Película de 1999 que mezcla el furor de las comedias juveniles onda American Pie con el mejor y más sincero fanatismo rockero, en este caso nos remontamos hasta los 70s cuando KISS estaba en su mejor momento y un grupo de fanáticos hará hasta lo imposible por ver a sus ídolos en vivo, recomendada para todos aquellos que alguna vez fuimos capaces de viaja kilómetros y luchar contra mil adversidades por vivir la experiencia de ver a nuestros ídolos frente a frente.

lunes, 3 de octubre de 2011

Preparado para el camino

“Listo, por fin me voy de acá”

“Menos mal que aproveché este último año para pasarla bien aquí o al menos intenté” “Después de todo, estas cosas solo pasan una vez en la vida”

“No obstante, de hoy en adelante me quito un peso de encima”

Así pensaba una versión más inocente e inmadura de mí, bah, sin embargo, mucho más madura y visionaria que muchos de los que se encontraban ahí aquel día, no obstante, no muy al tanto de muchas cosas importantes que estaba viviendo en ese momento y que hoy al mirar atrás si puedo reconocer.

Día de graduación en el cole, preparando el como sería mi nueva vida de libertad y organizando un par de fiestitas bien merecidas en mi casa, veo como la mayoría de mi Promo lloraba por la gran despedida y tener que desprenderse de sus amigos, no logro entender o sentir tal cosa, hasta que por alguno de esos rincones gente con la que pasé Atletismo o Deportes sale para darme un abrazo por mi graduación, además de escuchar las felicitaciones y barras de algunos amigos de varios cursos incluyendo a mi Promo, ahí recién entendí el “sentimiento”, aunque claro, no lloré, pues jamás en mi vida lloré en público, tal vez será una especie de machismo y vergüenza que llevo muy bien adentro y no se borra con nada, en fin, estaba muy emocionado.

Y si bien en aquel momento sabía que extrañaría ir al estadium a correr y hacer deportes (creo que la única materia que me gustaba de verdad en el cole), participar ocasionalmente de alguna travesura con los salvajes de mis compañeros, ir con mi guitarra a pasar música y creerme que de viejo sería un gran guitarrista, y sobre todo, escuchar los piropos de mis compañeras del cole (cosa que nunca volvería a sucederme en la vida, al menos no de ese modo…) Pese a todo, habían cosas que no extrañaría nunca, y que realmente a esa edad detestaba, la hipocresía de ciertos personajes que de boca para afuera eran lo máximo, los abusones neo nazis que jodían a todo el mundo por cualquier cosa, los favoritismos por tener “contactos” o “conocidos”, los rebaños de ovejas que solo querían y se morían por seguir al resto, los tarados superficiales que se creían mejor que los demás y evidentemente no lo eran, el egoísmo de algunos de no ayudarte ni en lo más fácil, etc.

Pero en ese momento no estaba consciente de una cosa realmente muy importante, que durante TODO EL RESTO de mi maldita vida iba a encontrarme con problemas y con gente así en todo lado, analizando las cosas de ese modo, aquel día debí correr a darle las gracias al más careta y al más hdp de mi promo por enseñarme a las malas como son ciertas personas en el mundo real y que gente así me voy a encontrar en todo lado cuando salga del colegio.

Luego con el pasar de los años me topé con docentes de la universidad realmente malvados que te aplazaban solo por no caerles bien, compañeros garcas que no te pasan ni el lapicero y hablan mal de vos por cualquier pavada, gente inescrupulosa que no tiene ni el menor reparo en estafarte y quedarse con tu dinero, amigos que te juran lealtad y un día de esos no te dan ni bola, vagos que son capaces de matarte solo por unos pesos, etc.

Pero así son las cosas, y de haber sabido esto un día de aquellos que me iba del cole hubiese estado un poco más agradecido de saber que, gente de mierda me voy a encontrar en todo lado, pues este mundo está lleno de abusos, rechazo, violencia, mentiras y envidias en todo lado, desde la universidad, el trabajo, hasta en la calle. La gente mala que encontré en el cole no era nada más que un preview y una probadita de lo que realmente me espera en la vida. Eso era solo el comienzo de un largo camino de buenas y malas experiencias en este mundo, un mundo que pese a toda su porquería, vale la pena conocer.


miércoles, 21 de septiembre de 2011

R.E.M. Chau & Gracias

Después de 31 años de tocar juntos, los miembros de R.E.M. anunciaron el fin de la banda. Mediante un comunicado publicado en su página web, la agrupación liderada por Michael Stipe dijo: "A nuestros fans y amigos: como R.E.M. y amigos de toda la vida y co-conspiradores, decidimos ponerle fin a la banda. Nos retiramos con un increíble sentimiento de gratitud y estupor ante todo lo que hemos alcanzado. A todo aquel que se haya sentido tocado por nuestra música, nuestro más profundo agradecimiento por escuchar".

R.E.M. lanzó su último trabajo, el bien recibido "Collapse Into Now" durante marzo de este año. Fueron 15 discos de estudio en más de 30 años de carrera los que los posicionaron como una de las bandas más importantes de los Estados Unidos.

Pero después de la leve sorpresa que pudo haberme generado tal noticia, recordé que, nos guste o no, todo tiene un final, y en este caso, es mejor retirarse a tiempo y con dignidad.

Si bien R.E.M. no saca un clásico desde hace como diez años hasta el final mantuvo una muy decente carrera sin publicar nada realmente malo, y sobre todo, sin repetir lo mismo.

El principal encanto que encontraba en R.E.M. era la de su originalidad que combinaba un montón de elementos de la música popular de las décadas de los 80s y 90s, escalando con el punk y la new wave hasta grabar un rock clásico que hasta el día de hoy sigue sonando tan bien.

No fueron grandes experimentadores en terrenos musicales, pero, como buenos compositores agregaron a su música uno que otro ingrediente especial que hacía sobresalir a simples canciones, después de todo “Losing My Religion” no sería lo mismo sin aquella mandolina así como “Nightswimming” no sería tan emotiva sin aquel arreglo orquestal.

Y si bien la banda contaba con buenos músicos que sincronizaban perfectamente, era la voz de Michael Stipe el arma secreta de R.E.M. una voz rarísima y que casualmente sonaba poderosa y emocionante, en realidad, se ajustaba muy bien a la banda, tan solo imaginen escuchar “The One I Love” con otro vocalista ¿imposible verdad?

R.E.M. también fue una de las bandas que mejor supo sobrellevar las modas y sobrevivir en cada década, registrando un puñado de temas inmortales en cada cierto tiempo, como si estarían destinados a estar ahí siempre esperándonos para sorprendernos con un buen tema.

Esta banda es una de mis favoritas y parte esencial de mi vida, quisiera cerrar el post con uno de mis temas favoritos, tema que actualmente me hace recordar a algunas personas que seguramente ya no veo, pero que por un instante parece como si nunca se hubiesen ido y que puedo ver ahora mismo, justo aquí. 

En esta noche silenciosa, solitaria y tranquila, con ustedes Nightswimming (Deserves a quiet night...)

martes, 20 de septiembre de 2011

15 años y una voz sigue reclamando


Tupac Amaru Shakur -cantante, actor, poeta, coreógrafo, guionista, pero sobre todo iconoclasta y rebelde- había vendido hasta agosto de 2007 unos 75 millones de discos en todo el mundo.

La insubordinación contra el establishment la llevaba en los genes. Su madre, Afeni Shakur, y su padre, Billy Garland, fueron durante los años cercanos a 1965 miembros activos del Partido Panteras Negras, un grupo heredero de las ideas de Malcolm X.

En la noche del 7 de septiembre de 1996, cuando salía de ver una pelea de Mike Tyson en Las Vegas, Nevada, Tupac Shakur recibió cuatro impactos de balas. Murió seis días después a causa de un paro respiratorio. Tenía solo 25 años.

Justamente la edad que yo tengo actualmente, y si bien hace 15 años tenía poco y ningún conocimiento acerca de la existencia de Tupac Shakur, con el tiempo empecé a descubrir el legado de este artista que fue ganando seguidores y conocedores más allá de los Estados Unidos, y aunque es difícil resumir en pocas palabras lo que fue el aporte de Shakur a la cultura popular, es importantes destacar su notable talento para escribir y su fanático entusiasmo por el trabajo durante su carrera, como si supiera que su tiempo en este mundo sería muy breve.

Shakur logró llegar a lo máximo que pudo haber sido el rap de la década de los 90s, a la par de otro gran exponente del género, The Notorious B.I.G., el rapero de la costa Este que protagonizó (voluntaria o involuntariamente) una batalla en los medios de comunicación contra Shakur, claro que toda esta rivalidad fue principalmente una mera explotación mediática para ganar dinero, en una época en la que los medios de comunicación se fascinaban por el morbo y la violencia, fenómeno que podemos ver retratado en la genial película de los 90s “Natural Born Killaz”.

Al día de hoy, 15 años después, el asesinato de Shakur sigue irresuelto. Han llovido solicitudes para que el Congreso federal abra nuevamente el caso y desclasifique archivos ocultos del FBI. Por otra parte ya que Tupac escribió en varias canciones sobre los Iluminati — incluso tituló un disco Killuminati— se generó el rumor de que había sido asesinado por esta espectral organización cuya existencia es, en buena medida, un fenómeno mediático.

Pero al igual que toda gran voz del Rock And Roll, Shakur fue un rebelde que pasó de ser un marginado a ser un líder que condenó las injusticias de las que había sido testigo, tal y como sucedió con John Lennon o Bob Marley, íconos de la música que “casualmente” también tuvieron un final trágico.

Hoy, con 25 años encima y tratando de ser un poco más maduro cada día, soy más consciente de lo difícil que es tener éxito y destacarse en este mundo, sobre todo, destacarse haciendo lo que consideras correcto y tener una opinión diferente, a veces sabiendo que lo que tienes que decir no siempre va a complacer a los demás y que, el tener éxito es el principal motivo para que los demás te odien, más aún si con ese éxito pretendes cambiar un poco las cosas, ya que, las personas y la sociedad nunca han sido muy fáciles de convencer para un cambio.

A pesar de que muchas veces las circunstancias y las adversidades han sido obstáculos para nuestras metas y nuestra felicidad, es importante seguir luchando por nuestros sueños y por ver las cosas que queremos realizadas, se que es difícil y que capaz nunca logremos llegar hasta donde queremos, pero si no lo intentamos al menos, nunca sabremos de lo que somos capaces, y si bien fue Lennon quién dijo alguna vez que “El sueño ha terminado”, en este mundo aún existen ejemplos de personas que con sus sueños lograron convertir en una realidad aquellos que tanto habían imaginado ver realizado.

Shakur seguirá siendo un genio y un record de ventas, un rebelde y un paria al mejor estilo de un superhéroe sospechoso y perseguido simplemente por actuar fuera de la ley. Seguirá siendo un cabrón con la habilidad de escribir algunas de las letras más perversas del gangster rap, pero sobre todo, seguirá siendo la voz de muchas personas en este mundo que celebran y admiran a este líder que combinó el carisma de una estrella con la valentía de un guerrero que nunca se calló la boca ante los más peligrosos enemigos.

Para cerrar el post me gustaría dedicar a 2pac la frase de una de mis películas favoritas:

"He visto con mis propios ojos el poder de las ideas. He visto a gente matar por ellas y morir por defenderlas. No se puede besar una idea, ni tocarla o cazarla; las ideas no sangran, no sufren, y tampoco aman. Pero yo no echo de menos una idea, echo de menos a una persona".

R.I.P. Tupac, te seguimos extrañando.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Promo 91 (Review & retrospectiva)


En esta oportunidad el blog recuerda a cuatro grandes bandas y su momento de gloria hace 20 años cuando publicaron un puñado de obras maestras que convirtieron al panorama musical de los 90s en algo aún mucho más variado, competitivo e interesante.

Tenía 5 años exactamente, apenas me encontraba dejando lo que sería el kínder garden y aprendiendo de a poco como funcionan las cosas en este mundo, pobre de mi, no sabía lo que me esperaba. De todos modos por aquellos días con un torpe inglés, unos cuantos cassettes y un par de posters de cartón pegados sobre la pared, algo ya me indicaba que la manía por el rock y la música sería algo indispensable en mi vida, aunque posiblemente para aquel entonces aún estaba a tiempo para curarme de todo esto y ser un niño “normal”.

Al menos elegí una buena época para empezar, pues por aquel entonces todos los grandes subgéneros que hicieron grande al rock durante el siglo 20, estaban vivos y vigentes. De la vieja guardia nos quedaban bandas como U2 y Aerosmith que seguían con el toque de oro intacto y abarcando a un público más comercial, por otro lado, bandas como Queen ya editaban sus últimos temas y se despedían del negocio después de años de éxito, de estos viejos titanes dos grandes bandas surgidas en la anterior década se traían bajo el brazo un par de obras del rock que cambiarían sus destinos y los llevarían a liderar nuevos públicos, estoy hablando de Metallica y de Guns N’ Roses.

The Black Album.-

Metallica ya se había ganado la reputación de ser la banda thrash por excelencia, aún con una dura competencia en los Estados Unidos, pero una de sus cualidades era que además de contener la furia y velocidad del thrash, llevaban una sensibilidad instrumental directamente derivaba de la música clásica y el rock progresivo, ventaja que les permitió grabar algunas de las más grandes baladas del metal. Otra de sus cualidades era la de tener a músicos que no solo eran grandes instrumentistas, sino también grandes compositores, lo cuál les permitía ganarse a un público más extenso, sin dejar de ser fieles al sonido del thrash.

Para 1991, editaron un disco de heavy metal clásico, que se asemejaba mucho más a Black Sabbath que a Slayer. A esto le sumamos una super-producción que le otorgaba un vuelo mucho más pulido y profesional a las canciones. De esta movida Metallica salió victoriosa y se ganó un éxito a nivel mundial con material que fácilmente podía competir con los artistas más populares sin perder la calidad que habían mantenido durante el pasado. Pese a las condenas que se ganó Metallica por su creciente éxito y cambio en los arreglos de su música, el “Black Album” como fue apodado este disco homónimo, contiene algunas gemas y clásicos inmortales de la música como “Enter Sandman” y “Nothing Else Matters”.

Use Your Illusion.-

Los Guns N’ Roses crearon una monstruosa expectativa para su tercer disco, pues habían sido una de las bandas más exitosas de la anterior década. Y no defraudaron, pues hasta ahora los dos volúmenes que encierran la saga del “Use Your Illusion” siguen siendo lo más ambicioso y variado de todo el catálogo de Guns N’ Roses. Alx Rose descargó todo el arsenal de lo que serían sus últimas grandes composiciones, abarcando una variedad de estilos y excentricidades que no habían probado hasta ese momento. Mientras que el resto de la banda demostró ser versátil y precisa en todo momento.

Los discos Use your Illusion representan un punto de cambio en el sonido de Guns N' Roses. A pesar de no abandonar sus tendencias hard rock de su primer álbum “Appetite for destruction”, Use Your Illusion demostró, por primera vez elementos de blues, música clásica y country. Con esta nueva propuesta los Guns N’ Roses registraron un par de épicas piezas del rock clásico, “Stranged” y “November Rain”. Se metieron de lleno en el blues de Led Zeppelin y Aerosmith en temas como “Bad Obsession”, mientras que mantuvieron intacto el rubro metalero que heredaron en los 80s en nuevos éxitos como “You Could Be Mine”. Este trabajo les provocó un éxito masivo que los llevó a recorrer el mundo en gigantescas giras, no obstante, los egos y problemas en la banda también se habían tornado gigantescos y poco a poco comenzarían a aparecer los primeros indicios del final de Guns N’ Roses.

Pero si bien el metal y el hard rock seguían devorando éxito en todas sus formas y colores, la influencia de géneros de los 70s y 80s como el punk, el harcore y la new wave influirían a una nueva camada de artistas que estaban en puertas de apoderarse del mundo, es más, aquel sería su año de mayor éxito, tal y como sucedió con el punk en 1977, solo que en esta ocasión la revolución sería un poco menos controversial y apta para todo público. Este fenómeno estaba liderado por Nirvana y Pearl Jam.

Ten.-

Lanzado el 27 de agosto de 1991 por la discográfica “Epic Records”, un año antes de que el bajista Jeff Ament y el guitarrista Stone Gossard reclutaron al vocalista Eddie Vedder, al guitarrista Mike McCready y al batería Dave Krusen para formar Pearl Jam. Ten demostraba ser un disco sólido y fuerte, con riffs demoledores heredados del mejor hard rock y una cantidad de letras terapéuticas que reflejaban el lado oscuro de su generación, abordando temas como el asesinato o el suicidio en el caso de “Jeremy”. Dentro de toda esta amargura Pearl Jam también facturó una de las más emotivas y poderosas baladas de la historia, “Black”. La banda también demostró ser una carga de energía en temas más optimistas como la balada “Alive” que prometía un panorama menos deprimente pero no menos realistas en todo aquel mundo globalizado y furioso de principios de los 90s.

La apariencia promovía un contraste con el glam rock que había ponderado la anterior década, promoviendo un look crudo y minimalista de camisas de franela y jeans rasgados, una mezcla entre punk rocker y vagabundo americano. Pese a todo, esta mezcla de emociones y posturas de rebeldía fue una mina de oro para MTV y las compañías disqueras pues Ten se convirtió en uno de los más vendidos de la década. Y si bien, al igual que Nirvana, Pearl jam contenía la potencia del punk y del hard rock, también poseían una sensibilidad artística de grandes letristas y compositores de la década del 60 como Bob Dylan y Pete Townshend, lo cuál les permitió apuntar a un publico que no solamente se limitaba al naciente estilo del grunge.

Nevermind.-

A pocos días para que este disco esté de cumpleaños y lo celebren con material de lujo e inédito, aún sigue siendo de lo más popular e histórico que haya producido el rock, tanto por méritos propios como su calidad así como por méritos ajenos como el momento y lugar en el que desembarcó con todo su potencial.

Nevermind es el segundo álbum de estudio de la banda, publicado el 24 de septiembre de 1991. Pese a las escasas esperanzas comerciales por parte de la banda y del sello discográfico, Nevermind se convirtió en un sorprendente éxito a finales de 1991, en gran parte debido a su primer sencillo, "Smells Like Teen Spirit". En enero de 1992 había desbancado al álbum de Michael Jackson Dangerous del número uno del Billboard. Era evidente, Nirvana era la nueva sensación en el mundo y Kurt Cobain se había convertido (voluntaria o involuntariamente) en el vocero y mártir de toda una generación.

Lamentablemente en el rock es muy común que la gente tienda a venerar a artistas o discos por motivos de nostalgia y por lo que todo eso pudo haber significado en su momento, y si bien existe una gran cantidad de gente que fue testigo del fenómeno de Nevermind y justamente eso influyó en que hoy consideren a este disco como lo máximo, es muy probable que sacándole su valor nostálgico sea un producto que dignamente puede ser apreciado por nuevas generaciones y mentes que pretenden evaluarlo sin apelar a sentimentalismos de “cuando éramos jóvenes”.

Se de gente que no fue adolescente o que directamente recién estaba naciendo durante aquella época, pero que sin embargo puede valorar las cualidades de Nevermind y tomarlo como lo que es, un gran disco de rock que supo traspasar sus fronteras de tiempo y espacio. Nevermind es algo así como el debut de los Ramones, pues tiene un encanto rústico y minimalista que en este caso afortunadamente está al menos, mejor producido y tiene un poco más de variedad, aunque es evidente que la furia e influencia punk es su mayor característica. Y si bien hubo una infinidad de bandas en los 80s con el estilo de Nirvana y que también tocaban punk, Nirvana contó con la ventaja de aparecer en el momento exacto y de tener a un brillante compositor que podía hacer de un clásico al tema más ruidoso.

Se podría decir que Cobain era un tipo que hacía punk, pero, que sin embargo podía componer melodías y darle un trato a su música con una calidad que solo poseían grandes leyendas del rock clásico. Hoy en día Nervermind sigue siendo una perfecta opción para una buena descarga de adrenalina, su dosis de rock duro y baladas grunge sigue siendo un escape frecuente para muchas almas y mentes jóvenes en todo el mundo.

Evidentemente los 90s tenían mucho para ofrecer y aquella promoción de hace 20 años fue una desiciva influencia para todo lo que vendría después y también fue la oportunidad para vislumbrar algunos eternos clásicos del rock que fui conociendo durante toda aquella década en la que fui acompañando durtante algunos de los más inolvidables momentos de mi infancia al son de Nothing Else Matters” o “Stranged”, temas que al transcurrir los años, cuál buen vino, suenan cada vez mejor.

jueves, 15 de septiembre de 2011

El Pasado


Creo que hay cosas que nunca van a cambiar, digamos que si ahora eres rico y tienes plata hasta para prestar o regalar, en fin, es igual, capaz para mucha gente seguirás siendo el muchachillo del barrio que jugaba y vivía con lo que podía, muchos te dirán que vos no me engañas, sigues siendo aquel triste vago que me rogaba por unos pesos, como si ser pobre o haberse superado tuviese algo de malo.

Si ahora eres un tipo exitoso y con un grupo social de amigos y conocidos bastante extenso y en la prepa o en la secundaria fuiste un loser que no hablaba ni con la profe, algunos no habrán olvidado este pasado tuyo y te seguirán viendo como aquel “patético nerd” por el que nadie pensaba ni para tomar lista, cuando en realidad no tiene nada de malo pensar diferente y hasta capaz no eras popular simplemente por que no te interesaba.

Ahora eres un hombre de familia y un padre ejemplar, pero cuando tengas una reunión o alguna cena de navidad verás a tus padres y recordarás aquella triste infancia en la que no te dieron las cosas que necesitabas, te trataban peor que a la mascota y cada uno se iba por su lado sin entender un poco lo que significa cuidar una familia o un matrimonio.

Pero estas cosas pasan, es injusto, pero muchas veces el pasado no nos deja y por más que intentemos cambiar las cosas de alguna forma seguirán siendo iguales. Mientras creemos que siendo mejores personas, cambiando de ciudad, de amigos o cambiando nuestros hábitos las cosas serán mejores, a veces las personas que conocimos en otros tiempos y la imagen que tienen de nosotros se mantendrán así, o a veces estas personas nos recordarán una y otra vez un pasado doloroso que por más que intentemos sepultar a veces sigue ahí.

Todo esto se ve perfectamente reflejado en la película “Carlito’s Way”, una de mis películas favoritas y protagonizada por el groso Al Pacino, esta historia básicamente nos habla de un ex convicto que pretende cambiar de vida y ser una nueva persona, lamentablemente el pasado de Carlito no lo deja en paz y su vida de ex mafioso se sigue haciendo presente, encima que sus amistades no dejan de meterse en problemas y le piden su ayuda, pero el sin embargo no puede hacer nada ya que terminaría estropeando todo por lo que ha luchado hasta ahora, el solo quiere mudarse a otro país para vivir en paz con su mujer, no obstante, como buen amigo el decide ayudarlos y terminará en quilombos varios y matanzas al mejor estilo de la mafia.

La película nos cuenta una vez más como a veces por más que cambiemos nuestra vida algunas cosas siguen iguales, sucedió por ejemplo con algunos artistas de la música que por más que alcanzaron la fama y tuvieron gran éxito, muchos demonios de su pasado no los dejaron de perseguir, tal es el caso de Johnny Cash cuya depresión y traumas familiares influyeron en que este se convierta en un adicto a la heroína, destino del que afortunadamente logró salvarse, no es el mismo caso el de Kurt Cobain, quién por mucha fama y logros que haya alcanzado no logró cambiar varias cosas de su vida que se hicieron presentes en su memoria.

Pese a que a veces las cosas no cambian como quisiéramos y muchas personas y eventos nos recuerden en ocasiones un pasado doloroso y cosas que queremos dejar atrás, es siempre importante cambiar y ver de lo que somos capaces y hasta donde podemos llegar por tener una mejor vida.

De última me gustaría recomendarles ver “Carlito’s Way”, sobre todo si como yo eres fan de las buenas películas de gangsters y del cine que tiene una increíble banda sonora, la cuál en este caso viene de la mano del legendario Joe Cocker, tema que últimamente me recuerda y me hace pensar mucho en una persona a la que veo un par de veces durante la semana, y si algún día busco una mejor vida, un mejor destino o un mejor lugar para vivir, la miro a los ojos por un breve instante y se que el lugar donde pertenezco y donde está todo lo que necesito está ahí en sus ojos…

lunes, 5 de septiembre de 2011

Genio De Mercurio


Sería una perdida de tiempo pensar el que estaría haciendo hoy vivo con 65 el gran Freddie Mercury, posiblemente planificando alguna locura para impactar al mundo, escribiendo alguna canción en el piano o dándose la gran vida en alguna fiesta, de todos modos nos queda el recuerdo y el legado de su obra, uno de los más grandiosos aportes a la música, no necesariamente por que Mercury haya sido el más virtuoso músico y cantante, aunque es posible, de todos modos su principal encanto era el ser un genuino “show man”, un tipo que verdaderamente entendía el concepto de “show bussines” y que hizo de toda su obra el más grande espectáculo, un tipo que nació para entretener.

Mercury no habría sido tan grande sin el talento de sus compañeros que en conjunto crearon aquella magia que terminó siendo el sonido único y característico de Queen, aunque convengamos que sin Mercury la banda directamente no hubiese existido, pues Mercury era el alma del grupo, por así decirlo, el que salía al escenario cargado de energía y que con su carisma y excentricidades era capaz de ganar seguidores en todo el mundo, también era un tipo bastante seguro de si mismo, capaz de ingeniar los más locos disparates y hacer de todo eso algo genial.

Tendría algo así como 6 años y uno de mis pasatiempos favoritos era escuchar en el walkman los discos de Queen antes de dormir, me encantaba aprovechar los fines de semana para quedarme hasta tarde escuchando lo poco que había logrado conseguir de Queen y aprovechando que no tenía clases los sábados, se podría decir que esa era una de las pocas costumbres o hábitos que tenía a esa edad, escuchar Queen hasta que caiga rendido del sueño o hasta que se me acaben las baterías del waklman, mientras tanto seguía con los mismos temas una y otra vez sin sentir nada remotamente cercano al aburrimiento, y no se, había algo en el sonido sofisticado de la banda, su onda teatrera más la oscuridad y la tranquilidad de la noche que me parecía que terminaban combinando perfectamente, total, a lo mejor no tenía otra cosa que hacer, pues en esa época los pe$o$ no me daban ni para un Atari, aunque estoy seguro que es gracias a esto que terminé conociendo los discos de Queen, capáz es verdad eso de que todo pasa por algo.

Afortunadamente si tenía t.v. por cable y eso me permitió poder grabar en vhs todo concierto o especial que pasaban de Queen en MTV, sin olvidar aquellas ocasiones en las que pillaba la película "El Mundo Según Wayne" donde me encantaba subir el volumen y disfrutar de aquella intro con "Bohemian Rhapsody".

Con la eventual aparición de internet es como poco a poco seguí alimentando mi fanatismo por Queen, sobre todo durante aquel último año de colegio donde muchos de los temas de Mercury & Cia. Terminaron siendo algo así como la música que me acompañó durante toda aquella temporada, nunca faltó un “Spread Your Wings” para darme valor a arriesgarme y probar suerte, ni tampoco me faltó un “These Are The Days” para recordar inevitablemente algunas vacaciones, amistades y la mirada de aquella mina que hoy me es imposible olvidar.

Actualmente sigo siendo un admirador de Mercury y todas aquellas canciones que conforman su legado, y lo mejor de todo, es que ahora puedo enchufar la guitarra al parlante y acompañar algunas de estas canciones que aprendí a admirar desde más o menos toda la vida. Mercury es también una influencia y una inspiración por su tremenda capacidad de imaginar y crear una infinita posibilidad de canciones e ideas para impresionar a la gente, es también un valiente que toda su vida defendió sus creencias y su personalidad rebelde, aunque su mayor prueba fué la de haber enfrentado a tan terrible enfermedad con discresión y valentía, y eso es algo de lo que todos podemos llegar a aprender.

Mercury, feliz cumpleaños.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Poser


Década de los 80s, el Heavy Metal encontró un inesperado auge en ambas costas del océano, y así como los ingleses le dieron un estilo al metal, los americanos aprovecharon para adaptar este género musical a su cultura, más precisamente a la cultura de la ciudad de Los Ángeles, así es como una ola de rockeros empezó a llenar el Metal de fiestas, mujeres y todos los placeres que esta vida tiene para ofrecer. Esta tendencia americana se fue de mambo y poco a poco surgieron bandas que tenían como prioridad más vender tickets y ganar fanáticas que grabar canciones, es decir, se los consumió el “Show bussines” y la música terminó importándoles ya muy poco.

Para redimir tal situación, el rock se renovó con nuevos estilos que hasta ese momento fueron principalmente “underground” y es así como reinó el Thrash Metal y eventualmente el Grunge. Estas nuevas bandas aseguraban ser “autenticas” y “fieles” a la música, sin importarles demasiado el dinero o la fama, claro que como la nueva fórmula también dio frutos, muchos empresarios vieron en estos nuevos estilos una mina de oro y es así como de pronto bandas como Metallica y Nirvana empezaron a bombardear las radios, MTV y a ganar enormes cantidades de dinero, además que, algunas de estas bandas se adjudicaban el crédito de haber salvado el rock eliminando del mapa a aquellos artistas quienes consideraban como “posers”.

Yo personalmente hasta ahora nunca me he considerado rockero, metalero, punk, hippie ni nada parecido, pues tengo la facilidad de poder admirar diferentes estilos de música sin que me lo impida ningún tipo de prejuicio y sin que nadie me diga lo que debo o no debo escuchar. Pues en estas sub-culturas o tribus urbanas como les llaman últimamente hay un montón de códigos y principios que te exigen querer u odiar a determinados géneros de música y a determinados artistas.

Uno de los argumentos favoritos que usan estas tribus urbanas en contra de algún artista o banda es atacarla(o) de “poser”, usando un montón de argumentos que todos ellos manejan al pie de la letra, argumentos que atacan a este artista por salir en televisión, tener dinero, haber colaborado con tal cantante, etc. Esto me recuerda que nunca me he considerado rockero también por que para todas estas tribus la “actitud” siempre parece ser mucho más importante que la música, es decir que, le dan mucha más importancia al prestigio o la “reputación” del artista que a su obra.

Supuestamente el “poser” es quien se adjudica de ser punk, metalero, hippie, etc. Sin practicar las costumbres o los hábitos que profesa cada una de estas doctrinas, cosa que si podría reconocer como repudiable, pues, nunca me agradó la gente que pretende cambiar o fingir solo para encajar en algún grupo o movimiento.

Si eres punk ni hablar de tener videos en televisión, ropa cara, cuentas bancarias y salir con modelos. Si vamos a tomar aquel paradigma del punk rocker, pues entonces es totalmente comprensible que muchos punks hayan atacado en su momento a varios artistas que se la daban de punkeros y salían en MTV o en la alfombra de los Grammy’s. Un ejemplo de esto es el amado/odiado líder de “Green Day” Billie Joe Amstrong, tipo que se ganó el odio de aquellos denominados “verdaderos punks” o “true rockers” cuando el álbum de su banda titulado “American Idiot” se convirtió en un clásico del rock y lo llenó de fama mundial y montones de dinero, además que el tipo había cambiado su imagen de llevar cortos y remeras a vestir trajes de etiqueta en importantes eventos de la música.

Entonces si partimos de aquel concepto mencionado, este tipo realmente es un terrible poser, pues su imagen y estilo de vida no tienen nada en común con los verdaderos principios de un punk rocker, no obstante, a mi nunca me importó eso, pues, por más falso que sea el tipo, es y va a seguir siendo un tremendo compositor, y es eso lo que, al menos a mi, realmente me importa, pues su música es lo único que al final me termina llamando la atención, ya que, cuanto dinero gana el tipo, que tan famoso es o como se viste, la verdad me tiene sin cuidado.

Dentro del Metal los Thrashers destronaron a bandas como Poison a finales de la década de los 80s, pues “supuestamente” la imagen de Poison tenía poco y nada que ver con lo que el Metal realmente pretendía decir. Nuevamente usamos términos como “imagen”, como si fuese lo más importante, aunque convengamos que al menos, a diferencia del caso anterior, acá podríamos decir que si quiera los Thrashers se diferenciaban además por hacer un rock más duro y abordar otras temáticas en sus letras, ahí si podría ver una diferencia ya netamente artística y eso es bueno, aparte de que existen diferencias en cuanto al sonido y la estructura de las canciones, dándole mayor importancia al plano instrumental y a la potencia sonora, hasta aquí me parece una fenomenal idea y honestamente si busco potencia preferiría cien veces a Anthrax o Megadeth que a Poison.

No obstante, no todas estas nuevas bandas “autenticas” eran tan buenas en el plano de la composición o en el plano instrumental, pues honestamente existen algunas bandas de Thrash que escuché que realmente me aburrieron, pues terminaban pareciéndome demasiado monótonas, aburridas y ruidosas, por lo que en estos casos terminaría prefiriendo mucho más a Poison, banda que muy aparte de su look andrógino, letras “amigables” y frivolidades, tenía un tremendo gancho compositivo, pensado realmente para gustar y quedarse en la memoria, con un caché melódico que te atrapa y al cuál es realmente difícil oponer resistencia, y por más “bubblegum” que hayan sido sus canciones, escuchándolas con atención puedo darme cuenta de que eran en verdad unos músicos de puta madre, o al menos, cada uno realmente conocía y sabía manejar cada instrumento de modo muy profesional, sobre todo el guitarrista, un tipo muy groso.

Por más que la música de Poison y bandas afines no sea tan profunda o rebelde como la de otras, sus habilidades como compositores y músicos bastan para convencerme y transmitirme algo que otros ni con toda su agresividad o autenticidad muchas veces han logrado, bah… puede que a lo mejor, finalmente, tengo más afinidad por la música que hable de mujeres y festejarse la vida, y da la casualidad o no, de que en algunas ocasiones (como en el caso de Poison) se trata de una música de gran calidad.


domingo, 14 de agosto de 2011

La Voz Que Hace Temblar


Pese a que siempre tuve gusto y preferencia por lo clásico, nunca dejo de estar totalmente desenchufado de lo que está de moda o de los nuevos artistas, ya que, en toda época, generación o lo que sea, siempre uno tiene el agrado de encontrarse con buenas cosas, en mayor o menor medida, en este caso mientras me la pasaba revisando algunas notas en la web de la revista Rolling Stone, uno de los artistas recomendados me llamó la atención, no se especificaba mucho su nombre, solo que era una de las nominadas a los premios MTV, esta muchacha en cuestión era una gordita llamada Adele y aparentemente aún no tan famosa como sus competidoras como Rihanna o Katy Perry, claro que después de escuchar su “Rolling In The Deep” me doy cuenta de que pese a no tener los “notorios” atributos de sus competidoras, en cuanto a talento y calidad, este británica tranquilamente le pasa el trapo a cualquiera de las dos y a prácticamente cualquier cantante pop en la actualidad.

De hecho, me animo a asegurar que actualmente, en vista de que ya no tenemos a Amy Winehouse (Q.E.P.D), Adele se perfila al trono como la mejor exponente de la música soul y la onda retro, compitiendo con otros contemporáneos como el capo Cee-Lo Green o la guapa rubia Duffy. Otra cosa que podría asegurarles de una es que si hoy en día tuviese que optar por comprar un cd de moda, o en todo caso comprar un cd, definitivamente sería “21” de Adele, uno de los dos discos que hasta ahora esta muchacha posee en su haber, disco que junto a “19”, grabados en cada edad respectivamente, están arrasando con las listas de ventas, a tal punto que esta muchacha se encargó de revivir al muerto viviente de la industria musical, pues, “21” no es más ni menos que el disco mejor vendido desde “Supernatural” de Santana en el 2000.

Adele va formando una lenta y próspera carrera desde 2008, pero es en este año, que con el disco “21” y el single “Rolling In The Deep”, que le fue posible conquistar fans en todo el mundo, y aunque su propuesta no sea tan original o revolucionaria, Adele posee la genialidad musical para componer tremendas canciones donde mezcla lo mejor del soul y las historias melancólicas, sin embargo su mayor arma es su espectacular voz que cuadra perfectamente con su estilo musical, además de situarla como una de las mejores cantantes de la actualidad, ¿y por que no?, del mundo.

Finalmente les dejo uno de los temas de su más reciente disco, tema que ya forma parte de mis favoritas de toda la vida, al igual que varios otros temas pertenecientes a esta gran voz.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Cumpleañero Stereo


A pesar de que las redes sociales últimamente me parecen una cosa mucho más hipócrita y superficial que de costumbre, reconozco que muchas veces las iniciativas que se tienen en estos sitios de internet puede resultar interesantes y hasta beneficiosas, una de estas iniciativas no tan importante, no tan revolucionaria, pero si de gran interés para los que crecimos con las canciones y los discos de Gustavo Cerati, proponía el escuchar las canciones del maestro durante este día en el que cumple 52 años, más precisamente proponían escuchar el tema “Puente”.

En el caso de mi blog me gustaría homenajear al gran Gus con tan solo unas cuantas palabras y comentarios, pues a pesar de que en estos casos la fe y la admiración no puedan hacer mucho por el actual estado del cantante, al menos me gustaría aprovechar esta oportunidad para agradecer a este groso por acompañar tantos momentos inolvidables de mi vida con su música, desde aquellas guitarreadas donde me encantaba tocar un “Te Para Tres” o un “Puente”, las tardes de los mejores días del verano acompañado por los discos “Amor Amarillo” y “Siempre Es Hoy” o en aquella noche en el “Mariscal” donde Cerati se despidió de La Paz con un “y gracias por venir”, o en mi llegada a Buenos Aires con un “Ciudad De La Furia” en los audífonos dándome la bienvenida y sobre todo, esas canciones de Soda que me calmaban un poco durante aquellas tardes de eternos nervios e impaciencia donde esperaba las horas para salir y encontrarme con la mujer que me tenía loco en mi adolescencia.

Pero más allá de los recuerdos o la, llamémosla, "nostálgia" que pueda generar en cada uno la obra de Cerati, es preciso aprovechar este espacio para reconocer una vez más el talento y la tremenda calidad con la que el, tanto con Soda Stereo como solista, supo desplegar en todo su arcenal de canciones, también es uno de los artistas que mejor supo madurar con su música, desde el irreverente e intencional desparpajo de los primeros temas de Soda, hasta cuando se consagró con la banda con algunos de los mejores himnos del rock de los 80s y 90s para finalizar en una etapa donde daba lo mismo el experimentar con una música más progresiva o tan solo sacar un viejo e infalible rocanrol. Son años de legado y material que dejó Cerati para una terrible variedad de gustos y orejas, legado que podría terminar tarde o temprano, o quién sabe, pasar al próximo capítulo.

Pase lo que pase, se que después de todo el instinto de supervivencia en el ser humano es algo realmente poderoso y que Cerati la debe estar peleando duro para salir de esta, por que es nuestra naturaleza el buscarle la salida a todos nuestros problemas y está en nuestra sangre el levantarnos tarde o temprano cuando nos caemos, hoy que estoy superando una enfermedad que me estuvo jodiendo un poco estos días soy más consciente que nunca de que el ser humano, y en general, cualquier ser vivo, posee un innato y terrible deseo de superarse y sobrevivir a cualquier precio, pues al fin y al cabo, al igual que el beber o el respirar, el instinto por proteger nuestra vida y todo lo que conlleva nuestro futuro, es igual de fuerte.

Para no seguir aburriendo a mis lectores finalmente les dejo uno de mis temas preferidos de Cerati, tema que hoy que estoy tan enganchado, o como dirían acá, “camote”, de una mina, me cae de maravilla, y así finalmente es como me gustaría recordar y homenajear la obra de este grande que hoy está de cumpleañero, felicidades master.

viernes, 5 de agosto de 2011

10 Años De Redondo Mito


¿por que hablo del mito? ¿Que no es acaso demasiado grande esa palabra para tomarsela a la ligera? Pues para algunos contados casos no, y resulta que los Redonditos De Ricota si podrían merecer tal título, ya sea por méritos propios (la obra, el discurso, los shows) así como por méritos ajenos (la prensa, las leyendas urbanas, las hinchadas, el caos, el fanatismo) pero es increíble ver como pasa el tiempo, pues resulta que hace 10 años esta banda se separaba para dejar los escenarios y pasar a ser simplemente historia, historia y mito del rock en español.

¿Y que estaba yo haciendo un Agosto de 2001? Pues para empezar no tenía ni la más remota idea de la existencia de este grupo, aunque si reconozco que el rock argentino siempre tuvo en mi país, así como en el resto de Latinoamérica, una tremenda aceptación, no obstante, yo no era nada más que un chiquillo inocente, bonachón e intentando bancarme de la mejor manera posible todos los pormenores de esa edad, encima de no tener muchos conocimientos con respecto a música mucho más allá de lo que me ofrecían en la radio o en la MTV. No fue hasta años después que más o menos de milagro gracias a la internet y a la revista Rolling Stone fue que empecé a conocer a esta banda, una época en la que me interesé por explorar el universo de aquellas bandas importantes del rock argentino que hicieron historia y que desafortunadamente muchas de ellas no eran mencionadas (ni por casualidad) en el resto de los países.

Empecé por la obra cumbre, el legendario “Oktubre”, disco que no me pegó rápidamente, pasaron unas buenas escuchadas hasta que recién logré salir de mi escepticismo e ignorancia para empezar a apreciar poco a poco toda la grandeza de esta música, no tanto por su complejidad musical, que nunca llegó a ser tan experimental o clásica como muchas cosas de García o Spinetta, la gracia de los Redondos residía en aquella actitud de misterio y rebeldía que impregnaban en su música, aquellas sensaciones e imágenes que brotaban de las más clandestinas y brillantes ideas, sin olvidar las filosas letras del Indio Solari, letras de ingeniosas metáforas y carismáticas frases para levantar la cabeza y encarar las más severas dudas, todo con una sutil e inteligente dosis de humor con la que construyeron algunas de las más bizarras e inolvidables frases en la música, pero todo dentro de una ideología de mentes combativas, críticas y dispuestas a luchar por enderezar el espíritu. Musicalmente ninguno de ellos era un virtuoso, pero su sincronía y perfecta química lograron un impecable catálogo de montones y montones de grandes canciones donde la mente de Solari y la guitarra de Skay parecían ser una fuente inagotable de trucos e ideas.

La trayectoria y obra de esta banda es casi tan misteriosa y controversial como la causa su separación, tiempo y lugar donde coincidieron un sinfín de causas que terminaron por acabar con el viaje de los Redondos, y si bien hay razones muy evidentes para pensar que la banda más grande del rock argentino se separó por motivos de dinero, también fueron de gran importancia otros factores como las propuestas dentro de la banda, la masividad de los shows, el agotamiento de años de carrera, así como los eternos problemas con las barras e hinchadas ricoteras. Tampoco sabremos quién fue el verdadero culpable de este suceso, donde tampoco resulta tan fácil el señalar con el dedo a Solari o Skay, por más que en el fondo cada uno de ellos sepa que tan responsable fue de la separación de la banda.

Lo cierto es que Los Redondos escribieron una página importante en la historia del rock argentino y fueron la banda sonora de los recuerdos y la vida de miles de personas donde actualmente me gustaría incluirme. Mientras tanto nos queda el valioso material discográfico de esta banda y el trabajo que están realizando actualmente, cada uno por su parte, Skay y Solari como solistas, dos opciones que nos permiten conocer el talento más personal de cada uno de estos y sobre todo, los actuales conciertos del Indio Solari, un punto de encuentro donde es posible recordar, y en el caso de los más jóvenes, conocer, una parte de aquella grandeza y poder que tenían Los Redondos sobre el escenario.

Y el legado de los Redondos seguirá siendo parte de mí…

Por que esta banda no es un invento, (“no lo soñé”)

Por que sigo con la esperanza de ver algún día en vivo al Indio Solari (“¿Cómo no sentirme así?”)

Por que su música me sigue renovando y fortaleciendo el ánimo en los momentos difíciles (“Un gran remedio para un gran mal“)

Por que me divierten con su honestidad repleta de carisma y humor (“Las minitas aman los payasos y la pasta de campeón”)

Por que su música es como una droga (“Ella tiene una forma de hacerme creer que es para mí la mejor manzana”)

Por que es una invitación a reconciliarse con las más grises verdades pues (“La vida sin problemas es matar el tiempo a lo bobo…”)

Por que es una invitación a vivir (“¿Cuánto tiempo más vas a estar esclavizado así, refugiado en tu soledad?”)

Y sobre todo por que se que nunca los voy a olvidar pues (“¡Este asunto está ahora y para siempre en tus manos, nene!”)

domingo, 24 de julio de 2011

Pertenencia


Era un día de aquellos, más preicsamente un primero de Mayo, en el que me encontraba perdiendo soberanamente el tiempo en internet cuando me salta la noticia de que el líder terrorista Osama Bin Laden había muerto. Más allá de la incumbencia o no incumbencia que tengamos con respecto a lo que haga o no haga aquel inmenso país del norte, la noticia parecía ser muy importante pues este había resultado ser después de todo el enemigo Nº1 de los Estados Unidos durante más o menos los últimos 10 años.

inmediatamente después de la noticia se pudo ver en los canales como un gran, tremendo porcentaje los norteamericanos salieron a festejar este evento, y pese a que a simple vista me haya resultado algo un poco antipático y repugnante el soberbio orgullo yankee que aquel día festejaba la muerte de este loco, tiempo después comprendí que ellos estaban en todo su derecho de festejar este evento, pues más allá de lo que haya pasado o no con este enemigo suyo, ellos estaban celebrando algo mucho más importante que su muerte, su propio patriotismo. Es decir, un sentimiento de unión, de compartir un mismo ideal, una misma alegría, de sentirse todos pertenecientes a un mismo país y a un mismo triunfo, además de poder identificarse como parte de un mismo fin donde al menos por una noche no importó la edad, raza, clase social o de la ciudad a la que pertenezcan, por una noche, todos ellos eran simples y llanos norteamericanos que festejaban un triunfo en común.

Verdaderamente pocos sentimientos hay que sean tan poderosos o tan grandes como el patriotismo, el compartir con un montón de gente algo en común, y sobre todo aquella sensación de pertenencia, de saber de donde provienes y como todo esto te otorga una especie de identidad. Hasta hace poco hablé con un amigo respecto al tema, comentando sobre algunas cosas acerca de la cultura y el modo de ser que tiene la gente en la ciudad donde vivo, y este amigo, siendo una persona inteligente y que sabe como discutir, en lugar de lanzarme un típico sermón de lo que uno debe y no debe hacer, el simplemente me dijo que, por imperfecta que sea una ciudad, un país o un lugar, es importante tener un sentimiento de pertenencia y saber de donde uno viene.

Una buena e inteligente respuesta sin salirme con argumentos militarizados onda "Patria o Muerte", simplemente señalandome que es importante reconocer el origen que uno tiene en cuanto a reconocer el resto del mundo u otros lugares. Y esto no solo se aplica a la patria o a la ciudad donde vives, sino que también se podría aplicar al barrio o a la familia de donde vienes y saber reconocer que quierase o no, todo esto es parte de lo que eres y todo esto de alguna u otra forma ha formado muchas cosas importantes de tu personalidad, pues al fin y al cabo, a un país, al igual que a una familia o a una persona, puedes amarla y verla perfecta aún sabiendo que tiene defectos, problemas y cosas que aún le quedan por mejorar.

Aún la verdad no se que pensar con respecto a todo este tema, solo se que como todos los seres humanos, la patria es lo que nos da una cultura, un lugar, y hasta un idioma, además que todo esto se termina convirtiendo en parte de nuestra vida, de nuestros recuerdos y de lo que terminamos siendo. y si bien es fabuloso compartir como patria un triunfo en común o el logro de alguna persona que esté en representación nuestra, lametablemente muchas personas se aprovecharon de este sentimiento para sacar provecho, es decir, aprovecharse del amor a la patria para generar guerrar o algún tipo de odio en común.

No obstante, el patriotismo como una forma de respeto es algo saludable y sobre todo para saber a veces que es lo que representamos, tal y como sucede a veces en la música, como hasta hace poco vi en vivo y en directo a Iron Maiden y a Bruce Dickinson con la bandera y el uniforme británicos más una gigantezca imagen de un Eddie de soldado inglés, como para que no queden dudas de que esta banda proviene del Reino Unido y que viene representando a su país, tal y como sucedió con Queen y un Freddie Mercury que lucía orgulloso un traje de la realeza al final de sus shows con un "God Save The Queen" de fondo musical o los Def Leppard con su bandera estampada en las poleras así sea como una moda pero representando algo de la cultura de su país, tambien pasó con muchos argentinos que demostraron su amor y respeto a los barrios, ciudades y el país de donde provienen, desde Manal y Gustavo Cerati que le cantaron a un par de calles de la ciudad de Buenos Aires hasta Spinetta que le cantó a la "rutas argentinas" con su banda Almendra. Todos y cada uno de ellos mostrando algo del país o del lugar de donde provienen.

Finalizando se podría decir que la patria, la ciudad, la familia o el barrio de donde uno sale le dan un sentido de pertenencia y de respeto por todo lo que lo ha formado, de aceptar y querer con sus defectos y vritudes aquel lugar de donde viene y que de alguna u otra manera le otorgaron una identidad y que se llevará parte de eso, en mayor o menor medida, vaya a donde vaya.


miércoles, 20 de julio de 2011

Animal Rabioso

“Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de él” (Hugo Landolfi).

A veces me asombro de ver cuán simple es el modo de aprender del ser humano, parece que realmente el psicólogo Iván Pavlov tenía razón en su teoría conductista cuando analizó el comportamiento como una construcción del entorno, como si no fuesemos más que unas máquinas a las cuáles se las puede programar para dañar o hacer el bien.

Al ver esto no puedo evitar el pensar como sería mi carácter o mi comportamiento de haber vivido en otra clase de hogar, de haber compartido otra cultura, otras costumbres o haber tenido otros padres, afortunadamente viví en un hogar donde las cosas eran generalmente tranquilas y civilizadas, lo que me permitió compartir un sincero respeto con los miembros de mi familia.

Naturalmente cuando somos niños la manera en la que aprendemos todo es por imitación, no es de extrañarse que a veces los niños en la casa tiendan a copiar comentarios o actitudes de los mayores por absurdas que sean o por más que ni siquiera las lleguen a entender, así es como resulta algo totalmente normal ver a un niño usando la camiseta del equipo del que su padre es fanático o haciendo comentarios despectivos del político de turno a quién sus padres detestan.

Afortunadamente puedo decir que en mi hogar nunca vi en mis padres conductas extremas como actos violentos, problemas con la justicia o consumo de drogas de la noche a la mañana, quizás por eso es que desarrollé con el tiempo algunos valores y principios, teniendo en mente cosas a las que guardo un profundo respeto y cosas por las que siento un profundo amor que no es canjeable por nada del mundo.

¿Pero que se puede esperar de alguien que nunca tuvo un ejemplo digno a seguir o que al menos nunca entendió de conceptos tan remotos como el amor o el respeto?

¿Somos acaso los seres humanos tan solo como unos simples y corrientes animales que pueden resultar buenos o malos dependiendo de lo que hacen de nosotros?

En las ciencias sociales es muy bien sabido que los hogares conflictivos y las parejas fanáticas de la pelea tienden a dar como resultado hijos o hijas con serios problemas y defectos en su conducta.

La verdad es que a veces me asombra ver como hay personas tan detestables que no se toman ni remotamente en serio el papel de ser padres y no entienden que el hijo que están manejando a las patadas y que seguramente ni desearon tener, algún día será un ser humano que formará parte de una sociedad.

Hay padres que con su ejemplo y conductas que pueden llegar a ser tan agresivas o descuidadas, indirectamente o no, están criando a su hijo como si estuviesen criando a un perro rabioso.

Pero más allá del ejemplo que puedan darle, de igual modo es el entorno del hogar lleno de tensiones hasta más no poder, lo que terminará convirtiendo al niño en una criatura estresada como si fuese un animal enjaulado que algún día de estos usará los colmillos contra alguien.

De acuerdo a un estudio del Instituto Nacional de Justicia en los Estados Unidos, los niños abusados o descuidados tienen más probabilidades de ser arrestados por actos criminales antes de llegar a la mayoría de edad, más probabilidades de ser arrestados por actos violentos o criminales como adultos.

Pero el entorno toxico no siempre puede estar limitado al hogar, aunque sea el más importante, otros ambientes como la escuela o la prisión (que a veces no son tan diferentes), de igual modo terminan agregando algunas piezas claves para formar el rompecabezas que conforma al ser humano. En el caso de la prisión es curioso ver como ingresan ahí a personas consideradas como “violentas” con el fin de corregir su conducta en un ambiente totalmente agresivo y peligroso que terminará enfermando aún más sus mentes, sin mencionar que ahí lograrán perfeccionar sus conductas antisociales aprendiendo de otros convictos.

Recientemente una cárcel en Europa que, a modo de experimento psicológico, se caracteriza por dar un muy buen trato a sus convictos como habitaciones privadas, canchas deportivas y buena comida, obtuvo resultados favorables en cuanto a las buenas conductas que mostraban sus ex presidiarios tiempo después de cumplir su “condena”, comprobando que gracias a este muy extraño método de “consentimiento" o "ambientes positivos", muchos de sus recluidos abandonaron las conductas criminales.

Con todo esto no intento justificar las malas conductas de la gente culpando directamente a sus malas influencias tanto dentro de su familia como en la sociedad en la que viven, sin embargo, después de todo lo mencionado podemos ver cuán importante es el entorno en el ser humano y como a veces por más inteligentes y razonables que aparentemos ser, al igual que un perro podemos ser entrenados para convertirnos en criaturas pacíficas, o por el contrario, en criaturas violentas a las que les han llenado la cabeza con pura basura y trístemente no conocen otra manera de ser que la que aprendieron de su entorno y de sus semejantes.

Al pensar sobre todo este asunto recordé la famosa balada metalera “18 And Life” de la banda Skid Row:

Ricky era un chico joven,
él tenía un corazón de piedra
vivía de 9 a 6 trabajando
hasta que sus dedos acababan en el hueso
Apenas acababa de salir de la escuela,
ha venido de las afueras de la ciudad
Luchó como una navaja de muelle
para que nadie pudiera hundirlo
No tenia dinero... no era bueno en casa
Caminó por las calles como un soldado
y luchó solo contra el mundo…