sábado, 25 de diciembre de 2010

Cerrando Un Capítulo


Este año hubo un inmenso material en cuanto a música, cine y otras pasiones de interés general que, serían imposibles de resumir en un solo post, mientras tanto al menos espero intentarlo, no sin antes darle las gracias a todos mis lectores por sus visitas y comentarios en este 2010 y aunque el blog no tuvo un buen año en cuanto a visitas, tampoco es de mi interés el querer llamar la atención, al fin y al cabo esto se hace por simple y llano amor a la música.

Este año hubo excelentes discos de rock, pero honestamente la mayoría de los favoritos que tuve fueron regresos de bandas y veteranos que ya llevan sus buenos años en el mundo de la música, el caso más sorprendente fue el de una banda de antaño llamada Scorpions que registró un excelente álbum como cierre triunfal de una gran y extensa carrera en el rock, también me gustó el último LP de Iron Maiden que no mostró ni el menor indicio de oxidación o aburrimiento en todas y cada una de las pistas que componen The Final Frontier que como siempre no escatimaron en ahorrar ni una pizca de sus mejores y más grandiosos recursos para hacer un glorioso heavy metal, Ozzy Osbourne también hizo un notable regreso con nuevo guitarrista y los Ratt tampoco se quedaron atrás con un material al mejor estilo del viejo y buen heavy.

Dentro de los exponentes más jóvenes Kings Of Leon endureció sus tendencias hacia el rock clásico y el blue grass, mientras Black Label Society siguió manteniendo la calidad en una prolija y perdurable carrera, por su parte Jack White sigue haciendo un loco y poderoso sonido con su banda The Dead Weather, proyecto que actualmente se mantiene como la prueba más firme de que el rock aún posee enorme y casi infinito arsenal de ideas y locuras.

Slash se mandó de solista y sacó unos cuantos temas que pegaron comercialmente pero que no perdieron su marca distintiva tan reconocible desde los días en Guns N Roses, hablando de solistas también conocimos a un Andrés Ciro que registró un gran disco debut sin perder aquel carisma piojoso que lo convirtió en un importante exponente, siguiendo con el rock en español el inagotable salmón siguió registrando nueva música con el potencial y la calidad para sumarle a Calamaro algunos futuros grandes éxitos.

Pero si vamos al plano de los éxitos Taylor Swift sigue arrasando con su reinado como una de las más prometedoras compositoras y letristas dentro de la industria musical yankee, todo mediante pasos agigantados que dió de ser una revelación country a batirse con las más grandes estrellas americanas, pensar que este éxito empezó simplemente con una muchacha y una guitarra para poder cantar…

En el mundo del rap reapareció un sobrio y renovado Eminem que recobró el trono con un buen par de hits, uno que nos habla de su nueva y revitalizada confianza en si mismo y el otro que nos cuenta junto a Rihanna una historia sobre aquel viejo y familiar encuentro entre el amor y la falsedad.

Dentro del 2010 también pudimos disfrutar de viejos y perdidos temas de leyendas de la música que ya han muerto pero que este año sumaron unos puntos con nuevo material para la fanaticada, en primer lugar apareció Tanguito con una colección de bellos, rarísimos y rústicos temas para partirle la cabeza a los rebeldes de una nueva generación, Jimi Hendrix también fue protagonista con nuevo material y hasta un par de videoclips, pero el más prometedor fue Michael Jackson que desde la tumba facturó un exitoso disco en Diciembre que incluye colaboraciones con Akon y 50 Cent.

También se reeditaron algunos clásicos para conmemorar algunas importantes obras del rock y para salvar un poco el pellejo de las compañías disqueras, dentro de estas rediciones se destacan los Rolling Stones con un sublime Exile On Main Street que contiene un arsenal de joyas inéditas y además sacaron un repaso por toda su discografía completamente editada en vinilo, toda una delicia para los fan$$$ de la banda más grande del mundo.

En el ámbito de las películas hubo una pequeña pero poderosa dosis de buenos dramas y mucho cine comercial que se batía entre la fantasía y la ciencia y ficción, además de exprimirle el jugo al 3d, moda de la que se valieron para realizar impresionantes obras visuales como Avatar o Alice In Wonderland. Pero nada batió a un clásico como Toy Story que hizo su regreso final en una tercera entrega que provocó mayor entusiasmo y anticipación en las personas adultas. Dentro de las fuentes de inspiración para hacer cine este año hubo desde los ya acostumbrados clásicos de la literatura, hasta juegos de video, redes sociales y por supuesto el rock, destacando a la biopic The Runaways que capturó perfectamente todo el furor y la gloria de los mejores años del punk.

pero aparte del cine y la música un evento de interés general tan importante como el deporte también fue protagonista este año, presentándonos un mundial que fue más colorido y extravagante de lo normal, mostrando a grandes íconos mundiales como Nelson Mandela, leyendas del deporte (pasando algunas vergüenzas) como Diego Maradona, estrellas de la música que nos contagiaron la emoción del mundial transpasando las fronteras del idioma, hasta personajes más bizarros como un pulpo que se perfiló como el Nostradamus del siglo XI y avivó las apuestas para los grandes equipos, pero el mundial tampoco hubiese sido lo mismo sin una hermosa y despampanante Larissa Riquelme que sirvió de musa y amuleto de la buena suerte para la selección Paraguaya, pero si hablamos de amuletos de buena o mala suerte, el mufa del mundial fue el pobre Mick Jagger que apoyó al equipo equivocado todo el torneo hasta que finalmente le atinó el ojo a la selección de Alemania.

Hablando de estrellas de rock veteranas, este año fue también espectador de memorables giras de grandes artistas como Paul McCartney o U2, pero en el caso de mi país, Bolivia tampoco se quedó atrás y tuvimos el privilegio de ver este año a grandes bandas para todos los gustos, de esta lista sobresalen los legendarios Scorpions que pisaron la altura paceña para una noche inolvidable y más tarde fueron Twisted Sister y Ángeles Del Infierno que hicieron de La Paz el perfecto escenario para una impecable dosis de clásicos del Heavy Metal.

Desafortunadamente este año también tuvo una carga de tristes tragedias a nivel mundial, comenzando por catástrofes naturales que afectaron a uno de los lugares más pobres del mundo y posteriormente a un país vecino, tragedias que sin embargo revelaron los más nobles sentimientos de empatía y solidaridad por parte del resto del mundo, dentro del terreno de la música y el arte hubo una tragedia que se destacó del resto por haber interrumpido la carrera de uno de los más brillantes y legendarios artistas del rock en español, Gustavo Cerati que aún permanece en un largo y profundo coma desde el mes de Mayo, fue noticia casi todo este año avivando las esperanzas de sus más fieles seguidores y de muchas figuras importantes de la industria musical que aún no pierden la fe de ver en su regreso al ídolo, uno de los ejemplos fue el cantante Fito Paez que cerró este año de grandes éxitos en su carrera profesional entregándonos un conmovedor homenaje a Cerati con una de las mejores canciones del ex Soda Stereo.

Fito Paéz despidió el 2010 con Lilian Clark, la madre de Gustavo Cerati, como invitada. “Zona de promesas” fue la canción que eligió el rosarino del ex Soda Stereo para homenajearlo. El músico, con su piano de cola, contó en lo musical con la colaboración de Leo Sujatovich y Pablo Dacal.“Tarda en llegar y al final hay recompensa”, dice el estribillo de Zona de Promesas, la canción que el músico tocó muy emocionado.

Finalizando este post justamente quería dejarles a todos los que comparten esto (incluyéndome) un sentimiento de fe y esperanza de que el futuro puede llegar a ser mejor y que un posible nuevo comienzo pueda curar y dejar en el pasado todos aquellos momentos que quizás este año nos lastimaron y dieron algunos golpes, pese a que el dolor y la tristeza muchas veces están a la vuelta de la esquina y son inevitablemente parte de esta vida, nunca perdamos los ánimos de que las cosas van a cambiar a nuestro favor y quién sabe, capaz terminan siendo mejores de lo que esperamos…. Al final y al final.


Ahora… sr. Paez, tenga el honor de cerrar este post.


domingo, 12 de diciembre de 2010

El Rebelde Inmortal


El personaje del que hablo en esta ocasión para mi blog se murió hace 30 años y su música sigue lucrando una jugosa cantidad de dinero en todo el mundo, muchos curiosos de todas las edades siguen descubriendo intencional o accidentalmente la obra que nos ha dejado, las canciones y letras que ha escrito nos siguen inspirando a vivir y levantarnos cuando nos caemos y su personalidad contradictoria y constantemente cambiante sigue siendo un dulce para los periodistas y las malas lenguas.

Lo más importante:

Hay una ardilla sobre un enorme mueble que tengo en mi habitación a la cuál bauticé “Johnny” en su honor, ardilla que actualmente es el continuo guardian encargado de proteger mis discos vinilos y otros objetos de valor que tengo ahí cerca.

Hablo de John Lennon, señoras y señores, un nombre tan famoso que al menos supongo no escapó al conocimiento de alguno de ustedes que están leyendo este blog verdad?

Este es mi humilde homenaje a un grande cuya imagen muchas veces ha sido asociada con la mejor y más grandiosa música del siglo XX.

Lennon ha sido un pionero en la industria de la música y en expresiones artísticas vinculadas a terrenos muy escabrosos como la política o la religión, esto debido a su pensamiento disconforme, su carácter inquieto o su innata costumbre de cuestionar siempre a la autoridad. Un tipo muy despechado con las costumbres, siempre a la vanguardia de buscar cosas diferentes, siempre con la mirada apuntando un poco más lejos que el resto de la gente, posiblemente por eso es que quizás llegó a sentir tanta admiración por Bob Dylan, y también es quizás por eso que terminó siendo siempre el Beatle menos conformista en cuanto al plano musical ya que constantemente estaba ansioso por innovar y experimentar en nuevas ideas sin estancarse todo el tiempo con lo mismo, así es como Lennon creó algunas de las canciones más revolucionarias de The Beatles tal vez sin pretender ser alguien tan transgresor como terminó siendo.

Si la música fué su mayor legado en ella se refleja constantemente su espíritu rebelde, desde su adolescencia que optó por dedicarse de pleno al rock, la música más controversial en aquel momento, género musical netamente usado y entendido por la gente joven además de ser predilecto de las más bajas clases sociales de la ciudad de Liverpool, un hobbie que para aquel entonces molestó a más de uno en su familia. En esa época Lennon ya se perfilaba como un prometedor artista caracterizado por una actitud cínica y provocadora, un devoto fanático del rock que llevaba contínuamente como uniforme la campera y los pantalones de cuero. Su vida además estuvo marcada por una constante tragedia, desde el abandono de su padre hasta la repentina muerte de su madre en un accidente. Todas estas terrible causalidades endurecieron a un joven lleno de caracter y ambiciones soñando algún día con tener todo el mundo a sus pies.

Lennon siempre fué el más visionario de su banda bautizada finalmente como The Beatles, siempre negandose a ser tan caballeroso y condecendiente como sus colegas Paul, George y Ringo, aunque desde el principio siempre supo que la imagen de jóvenes agradables y elegantes sería el camino al éxito en la música pop para The Beatles. Por esto no tuvo reparos en seguir las indicaciones y consejos del manager Brian Epstein.

Con el paso del tiempo Lennon fué permitiendose ser cada vez un poco menos convencional, desde sus bizarros temas musicales como A Day In The Life o I Am The Walrus, hasta letras que sutilmente hacían referencia al uso de las drogas y alucinógenos, sin olvidar su faceta de cantante de protesta en líricas de contenido social y politico mostrandose siempre en contra del gobierno y las guerras. Para cuando le tocó lanzar su carrera de solista Lennon se permitió total libertad de llevar su música a los niveles más explícitos y personales que su talento le podia permitir, desde el escarbar en los más sombríos y dolorosos recuerdos de su infancia en temas como la brillante “Mother”, dar una valiente crítica a la religión en “God”, burlarse de sus ex-compañeros de The Beatles en la canción “How Do You Sleep?” o simplemente escribir un brutal y crudo manifiesto de rabia contra el sistema social en “Working Class Hero”. Todo esto a años de la invención de géneros musicales netamente combativos y contradictorios como el Punk o el Rap.

Pero el buen John Lennon tenía también su lado amable, siendo siempre un romántico fué responsable de escribir algunas de las más hermosas y conmovedoras canciones de amor de la historia, temas como “Oh My Love”, “Woman” o su genial cover de “Stand By Me” que en más de alguna ocasión nos habrán recordado a la persona de nuestros sueños. John también tenía el don de escribir bellísimas canciones sobre las cosas más simples y banales de la vida, logrando un nivel de empatía en todo el mundo que casi muy pocos artistas han logrado, desde escribir canciones sobre cosas tan naturales como su familia y la crianza de su hijo, así como nos recordaba cuán importante es disfrutar del paso del tiempo y cada una de las étapas de la vida, también logró inspirar sentimientos de honestidad y valor de un hombre tan imperfecto que no tenía miedo de mostrarse siempre tal y como era realmente.

Este incredible artista ha alimentado a mis oidos con su música desde que yo era un niño, hoy ya con 24 años encima sigo redescubriendo su arte y admirando aquellas inolvidables palabras suyas siempre tan sencillas pero nunca tomadas a la ligera.

Hoy fuí a ver con unos amigos un especial con la música de The Beatles que hicieron a modo de rendir homenaje a este gran artista a 30 años de su muerte, al salir del show cuando ya se hizo algo tarde pude ver a un hombre mayor cargando con su pequeño hijo en brazos ya dormido y aparentemente agotado por una larga velada de canciones y recuerdos, al verlo recordé mucho a otro niño que también siendo muy pequeño ya iba a recitales y que luchaba por no dormirse en los conciertos para escuchar la música de los Beatles que por aquel entonces tanto le fascinaba y hoy le sigue fascinando.

Hablando de recuerdos, finalizo este post dejandoles una de las canciones más famosas del maestro, un tema para que recuerden todo lo maravilloso que nos trajo alguna vez esta época de la navidad, sobre todo para que sonrían y piensen en aquellos amigos, amores y seres queridos que nos han acompañado y alegrado esta festividad.

martes, 30 de noviembre de 2010

Un Pequeño Aporte Al Mundo


A veces me provoca risa la gente en su afán de filosofar en el modo en el que mejorarían un país y una sociedad en particular de tener algún puesto importante.

Más gracioso es aún el escuchar como muchos proponen soluciones y alternativas tan “practicas” dando a entender que más o menos las soluciones a los problemas de nuestra sociedad son en realidad muy sencillos.

“Lo que el gobierno tiene que hacer para mejorar la situación del país es esto…”

“Si yo fuese presidente tomaría esta decisión y estarían todos contentos…”

“Yo le escribiría una carta a los mandatarios del país dándoles muy buenas soluciones para los problemas de país…”

¿Saben? Justamente por eso no me gusta hablar mucho de política, ya que por lo general este tipo de charlas y discusiones solo quedan en… charlas y discusiones.

Creo que cada uno tiene derecho a opinar y expresar su modo de ver la realidad de un país, pero yo personalmente no me considero capaz de criticar o juzgar las acciones de los mandatarios de un país o de un gobernante sin estar al tanto de tanta información y conocimientos en ciencias políticas y sociales de los cuáles honestamente se muy poco, tampoco me gustaría criticar a ciertas personas que mandan un país cuando en realidad solo son la cara visible de un montón de personas que son quienes en verdad toman las decisiones, de igual forma no me gustaría juzgar a personas de hipócritas, ladronas o corruptas cuando en realidad son el reflejo de un pueblo que comete actos como robar tv por cable, engancharse al internet del vecino, copiar en todos los exámenes de la universidad, engañar a su pareja o gastarse la pensión de los hijos en alcohol y drogas.

Finalmente tampoco soy quién para criticar a alguien en una posición donde las responsabilidades y obligaciones que tiene que desempeñar son realmente complicadas, además que está constantemente rodeado de las más grandes tentaciones, desde sobornos de millones de dólares a propiedades en los mejores lugares del mundo, yo la verdad, como ser humano, no podría decir con la mano en el pecho que jamás me corromperían con todo eso.

Todos los seres humanos somos imperfectos, a mi en lo personal no me gusta mucho hablar de política y debatir entre que “se debería” y que “no se debería hacer”, en realidad para mi la política tiene otro sentido, el de actuar y obrar por nuestra cuenta, en lugar de sentarse a pensar y discutir sobre lo mal que están las cosas o lo que haríamos de tener el poder a nuestro cargo, ya que en realidad el poder y la capacidad de decidir efectivamente si están a nuestro cargo, seguramente nuestro poder no será tan grande como el del presidente o el del gobierno, pero, nuestro poder y capacidad para cambiar las cosas no dejan por ello de ser útiles.

Yo sigo esa política cuando salgo al trabajo a colaborar y compartir con los chicos y chicas del centro donde trabajo, procurando que mi ayuda y mi presencia sea para mejorar en algo su aprendizaje, además de compartir con ellos actividades, juegos y sorpresas que representen para ellos algo positivo dentro de toda su rutina diaria donde tienen que trabajar y cumplir con sus responsabilidades continuamente, también procuro enseñarles y aconsejarles para que tengan una vida y un modo de actuar tal vez un poco más seguro y beneficioso para ellos.

NO estoy diciendo que con esto haga un gran aporte, pero siendo una ayuda tan chiquita a la sociedad y a estas personas SE que hago mucho más que sentarme con algún viejo a debatir sobre la pobreza y analizar todas las desventajas de los niños y niñas trabajadores. Yo en cambio prefiero salir y hacer algo al respecto por ellos, así sea algo muy insignificante, pero que al fin y al cabo ya es algo.

De todos modos, el aporte que yo hago no se compara a trabajos tan admirables que han realizado y siguen realizando personas como por ejemplo el cantante León Gieco.

Ayer tuve la oportunidad de ver una película llamada “Mundo Alas” de la que había escuchado muy buenas críticas en lo que se refiere al cine argentino y especialmente al cine argentino que está relacionado con el rock. Esta “road movie” es un proyecto del cantante León Gieco que básicamente consiste en visitar diferentes organizaciones que tratan a personas con discapacidades físicas y mentales para encontrar a miembros de esta población que posean alguna cualidad o inclinación artística para llevarlos a todos en una gira por toda la Argentina donde darán algunas presentaciones en lugares tan importantes como el Luna Park.

Es impresionante ver como estas personas tienen la fuerza y el deseo de triunfar pese a obstáculos e impedimentos que los han limitado a acciones que otros podrían considerar tan normales como ver, caminar o usar las manos. Dentro de estas personas también hay jóvenes con trastornos del aprendizaje como Down o retardo mental que han condicionado su desarrollo.

También es muy impactante ver el tremendo talento que tienen estas personas en diferentes ramas del arte como la música, el baile o la pintura. León Gieco los reúne a todos como una superbanda de diferentes artistas donde cada uno tiene la oportunidad de ser protagonista y pisar importantes escenarios frente a enormes cantidades de espectadores.

Gieco tal vez no sea un gran revolucionario en cuanto se refiere a cambiar la sociedad y la percepción de las personas, pero su aporte es realmente admirable y les dio una gran oportunidad a estas personas de crecer y superarse en aquello que tanto les apasiona.

El recibimiento y el impacto de esta película junto a su banda sonora ha sido muy satisfactorio, por lo que el tour de “Mundo Alas” sigue programando giras por toda la Argentina, además que muchos de los que participaron de este proyecto ahora tienen la oportunidad de colaborar con grandes artistas, grabar sus canciones y mostrar a un mayor número de personas aquellos talentos.


Les recomiendo esta película que está buenísima, pueden bajarla o pedirme que se las pase, realmente hasta ahora muy pocas veces he apreciado películas tan conmovedoras como esta, además que muy pocas veces me había sentido tan inspirado por un grupo de personas como el de estos artistas y lo mejor de todo es que esta historia es 100% real.

Tómenla en cuenta estimados lectores y les aconsejo que a veces no es necesario ser un revolucionario o un personaje histórico para mejorar el mundo, no, les aseguro que simplemente con ayudar a una persona o a un grupo de personas que lo necesiten, ya estarán haciendo algo valioso por ustedes y por este mundo, al fin y al cabo, eso es mucho mejor que no hacer nada.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Volver


“No se puede cambiar el pasado de un ser humano, pero si se puede cambiar su futuro”

Uno de los héroes de toda mi adolescencia y juventud es en definitiva Marty McFly, un personaje que protagonizó una de las películas más importantes de la historia del cine “Back to the Future” o “Volver al Futuro” para quienes la vieron doblada por tv. Marty McFly es tan normal y corriente en toda su torpeza y genialidad como millones de adolescentes que han existido en este mundo, entonces ¿Qué lo hace tan popular? Precisamente eso, Marty McFly es el personaje que le permitió a esta saga de películas el tener un vivo reflejo de lo que es un adolescente promedio de los cuáles muchos verán la película y se sentirán tan parecidos a Marty McFly en sus logros y virtudes así como en sus torpezas.

Yo personalmente no encuentro tantas diversiones en una película como el toparme con algún personaje que realmente me recuerde en muchas cosas a mi mismo, Marty McFly definitivamente no es perfecto y su familia mucho menos lo es, justamente en esta película es donde apreciamos con tanta claridad cuán parecidos terminamos siendo a nuestros propios padres o cuánto realmente han influido en lo que nosotros somos hoy en día, para bien o para mal.

Marty McFly tendrá un lugar muy especial para toda mi vida en aquella lista de personajes grosos que me han influenciado de alguna manera, además que el flaco definitivamente la rompe cuando sube al escenario a cantar Johnny B. Good. Ahí es donde Marty McFly con una simple imprudencia le da un vuelco a la historia del rock n’ roll, momento crucial en el que un adolescente tan desperfecto y corriente termina siendo de gran importancia para cambiar la historia de la música americana, lo más gracioso es que la termina cambiando de modo accidental.

Pese a toda su locura, situaciones extrañas, aventuras de vida o muerte, personajes tan disparejos y excelente banda sonora, “Back to the Future” también me fascina por tratar con tanto humor aquella idea tan antigua y anhelada en la raza humana como la de viajar en el tiempo o cambiar el pasado.

Marty McFly regresó al pasado para remediar situaciones tan extremas como la desaparición de su familia, la muerte de su amigo el “doc” Emmett y hasta evitar la extinción de su propia persona. Pese a que posiblemente no tengamos que enfrentar situaciones como las de Marty McFly, cuantos no habremos deseado tantas veces el regresar al pasado o retroceder algunos instantes para mejorar considerablemente las cosas. Es decir, el vivir una vida que sea como un DVD donde puedes retroceder de escenas o capítulos anteriores, o el de un diario donde puedes simplemente borrar páginas anteriores y escribir una historia diferente.

Si miras hacia atrás sentirás seguramente que hubo algún momento anterior de tu vida que te hubiera gustado cambiar. Es posible que algo de lo que dijiste o te dijeron, que hiciste o que dejaste de hacer, tuviera una consecuencia totalmente contraria a la que te hubiera gustado. Si además ese hecho fue importante, probablemente pienses que de haber sucedido de otra forma tu vida hubiera podido ser diferente.

En muchas ocasiones habremos tenido el deseo de cambiar algo que hicimos, desde cosas tan simples como tomar la ruta indicada para ir al trabajo o haber elegido otros planes para el fin de semana a cosas mucho más serias como el arrepentimiento por haberle hecho daño a alguien o la culpa por no haber disfrutado más de una amistad o relación familiar que ya se fue.

El arrepentirse por no haber actuado de tal forma en una situación del pasado es un fenómeno que ha sido tratado por lo expertos en ciencias sociales quienes plantean que tal culpa o deseo de regresar a cambiar las cosas no tendría mucho sentido pues teniendo el tiempo quizá hubieras podido cambiar una frase o una acción concreta, pero sin poder cambiar quién eras en aquel instante la siguiente frase o acción habría nacido de las mismas creencias, juicios, opiniones o miedos que tenías en aquel momento y por tanto nada habrías podido cambiar.

Con respecto al plano histórico la idea ya toma otro nivel pues muchos políticos y líderes mundiales varias veces habrían tenido el deseo de regresar en el tiempo para evitar que sucedieran eventos históricos que provocaron catástrofes para la raza humana, tal es el caso del Holocausto judío, incluso podrían haber evitado actos terroristas como los del 11 de Septiembre.

En el pasado, los científicos soñaron con la posibilidad de controlar el tiempo, ser capaces de acelerarlo, retardarlo e incluso pararlo. A lo largo de los años el estudio del tiempo llevo a la ciencia a lo más profundo de lo desconocido llegando a unos descubrimientos cada vez más confusos y cada cual más problemático.

Dentro de las obras que se inspiraron en el deseo de viajar en el tiempo la obra pionera de este género de ciencia y ficción fue “la máquina del tiempo” de H. G. Wells que es considerada como una obra maestra de la literatura. “Back to the Future” posiblemente sea una versión más ligera y modernizada de esta propuesta científica que puede que llegue a concretarse como puede que no lo haga.

Las cosas de nuestro pasado son simplemente causalidades de las circunstancias, sin la intención de justificar el modo de actuar o los acontecimientos negativos que han sucedido, pero dando un ejemplo históricos digamos que en el caso de las guerras o de movimientos como el partido nazi, fueron muchos sucesos y detonantes los que permitieron que estas cosas sucedan, al fin y al cabo, leyendo bastante sobre la vida de Adolfo Hitler, uno se da cuenta que el tampoco tomó esa ideología de la noche a la mañana sin que las cosas lo hayan provocado o directamente se lo hayan permitido.

Quizás por eso es tan importante el pasado, pues genera e influye en lo que es hoy el mundo… influye también en lo que somos, personalmente no estoy de acuerdo en esa filosofía de que las cosas siempre suceden “por algo”, que tenemos un destino y que las cosas se dan por que así nos han sido reservadas, yo más bien creo que cada uno tiene la fuerza y la voluntad de forjar su propio destino, partiendo de esto creo que es importante como los errores del pasado en la historia y en nuestras vidas nos han golpeado de modo que hoy somos mejores personas, posiblemente todos estos acontecimientos nos ayudaron a madurar y crecer de otro modo que jamás hubiese sido posible. Por más que muchas veces nos desagrade el pasado, sabemos que al menos nos dejó algo bueno… experiencia.

Soy una persona que sabe reconocer sus defectos y se que muchas veces por mi carácter o mi forma de actuar he cometido muchos errores en el pasado, y si bien no existe un destino divino que me dio la oportunidad de hacerme amigo de un científico loco que tenga una máquina en su cochera… si quiera me quedó la oportunidad de aprender de mis errores, el deseo de mejorar y la capacidad para comprender un poco mejor por que es que a veces suceden así las cosas.

Hablando del paso del tiempo, ahora los dejo con el gran Michael J. Fox quién se puso nuevamente el traje de Marty McFly 25 años después… ¿y saben algo? Aún le queda a la perfección.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Rock A La Medianoche


Actualmente a la medianoche me encuentro arreglando algunas cosas que tenia pendientes corregir para mi tesis, leyendo un buen libro, intentando escribir una canción, viendo una película, planificando alguna actividad para el trabajo y los fines de semana con suerte estar en algún boliche o tocada pasándola bien.

No obstante, así no era cuando tenía unos despreocupados e inocentes 8 años, a esas edad no me bancaba un concierto hasta la una de la mañana que ya estaba cabeceando como si mi cuerpo tuviese un tipo de apagado automático, dentro de mis otras actividades no tenía más deberes y responsabilidades que asistir al colegio y procurar ser lo más educado o normal posible. Que buenos tiempos…

Ya los había aburrido, es decir, entretenido, en un post anterior sobre como era un poco mi vida en aquellos días de mi infancia, bueno, ahora brevemente les contaré sobre una pequeña e insignificante costumbre que tenía por aquel entonces los lunes a la medianoche.

La vida no me era tan fácil, se trataba de los años 90s, donde sin internet, ipod, youtube ni vh1, el conocer buena música y encontrar material de calidad para los fanáticos el rock era algo difícil. MTV Latinoamérica recién estaba dando sus primeros pasos y comprar VHS o material original con videos de Rock no era algo muy común en mi vida, así que no quedaba de otra que conformarse con alguna sorpresa que por casualidad esté rondando la tv.

Por suerte, hubo un excelente programa por aquel entonces en la televisión local, emitido por el canal 2 los lunes a la medianoche, un horario de mierd@ considerando que aún iba a la primaria, ¡pero no importaba!, encima que como por aquel entonces vivía del cul@ del conde a media cuadra, la recepción de la antena no era muy buena, ¡tampoco importaba! El programa era “La Obertura Del Siglo XX” y me dio la oportunidad de ver a mis grandes ídolos como The Beatles, Queen o Pink Floyd en la tv, haciendo un repaso por toda su carrera musical, presentando videos, música en vivo y material de primera calidad, para ese momento, y aunque suene absurdo, créanme, tener eso era demasiado bueno.

Por aquel entonces el conseguir material rockero implicaba tener plata, buenos conocimientos o contactos y… tener plata. La piratería no era moneda corriente, no había tiendas por catálogo, no existía tal cosa como el DVD, Ares, Soulseek, Taringa ni nada de eso, por lo que encontrar material de Rock de calidad era algo complicado, peor para un niño. Un niño que ya tenía algunas actitudes un poco extrañas yendo a ver a una banda y sabiéndose todas las canciones de memoria, mirando más tiempo MTV que a los Power Rangers o paseándose calles y calles buscando una campera motoquera... que además sea de mi talla. Era duro, ser diferente es duro, y cuando los martes en la mañana llegaba a la escuela re cansado pero con una sonrisa de oreja a oreja nadie sabía exactamente que me había sucedido… seguramente no faltó el que pensó en algo malo.

“La Obertura Del Siglo XX” trataba básicamente de dedicar un show o un capítulo todos los lunes a algún artista en particular, recopilando toda la información posible sobre el mismo y haciendo un repaso desde el principio de su carrera hasta la actualidad, todo dentro de una hora, algunos de los artistas tratados fueron Pink Floyd, Queen, The Beatles, The Rolling Stones y The Police. También presentaron en ocasiones programas dedicados a alguna temática como ser grandes letristas del Rock o los héroes de la guitarra. El programa duró poco, menos de un año, desafortunadamente no pude encontrar ningún dato respecto a este programa en internet, ni datos sobre de su fecha de emisión, lista de capítulos ni siquiera una pobre imagen.

Al poco tiempo de terminar de ver el ciclo de capítulos de este programa me entero que en realidad esta era la segunda vez que lo pasaban al aire, algo así como una segunda temporada, ya que el programa se había estrenado poco hace menos de un año y en este caso ya estaban repitiendo la mayoría de los capítulos en otro horario menos estelar.


Después de eso no quedaron rastros del programa, pero pese a su simpleza y corta duración, fue una de las mejores y más completas fuentes de información en cuanto a música de las que pude disfrutar a esa edad, edad en la que muchas jornadas del día lunes me la pasé desvelándome acompañado solo por el frío de las noches paceñas para recibir una poderosa dosis de lo mejor de la historia del Rock.

Una de las canciones que me gustaron desde niño y que justamente más recuerdo de aquellos días es esta, espero la disfruten y si alguno de ustedes llegó a ver este programa espero que todo esto les haya traído algunos buenos recuerdos:

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Fuego, Fuego


Hay sensaciones que no se olvidan, a veces hasta dejan marcas en el cuerpo y en la memoria, por lo general es imposible ignorarlas, sobre todo cuando aquellas sensaciones nos pegaron por primera vez.

No es casualidad que hay cosas que recordamos con tanta precisión, desde el lugar donde nos encontrábamos, como reaccionamos y hasta cómo estábamos vestidos… este post se trata básicamente de eso, y hoy les contaré lo que me sucedió una tarde de verano, una sensación tan simple, como insignificante y efímera.

“solo le bastó una fracción de segundos para volarme la cabeza…”

Era un verano caluroso, pero lo que me provocaba mayor calor no era eso, lo que realmente me tenía en un solo infierno era ver aquellos ojos… ¿Qué tenían de especial? Jamás en mi vida había presenciado una mirada tan misteriosa, aquellos ojos que parecían ser cómplices de algún crimen o alguna travesura… en vista de que yo tenía todo el verano libre y como en el cole las minas no me pelaban ni para tomar lista, me metí a pasar clases con la idea de distraerme un poco, conocer gente interesante y a lo mejor hasta encontrar alguna mina… Ah pero eso si, nadie me había advertido que iba a toparme con un par de personas mucho más interesantes de lo que había imaginado… ella era así de interesante, tan interesante que podía hablarme de todo y tan hermosa que me obligaba a sentir índices de timidez y vergüenza que hasta ese momento eran inéditos mi vida.

Ardía de calor, el corazón lo tenía como si hubiese corrido una maratón de obstáculos… y yo que en el colegio estuve en atletismo y participé de muchas maratónicas competencias en el estadium les puedo asegurar que al final en ambos terminaba de igual forma con el corazón en la garganta… al poco tiempo de conocerla ella se hace mi amiga, pero había algo muy malo de por medio, la mujer de mis sueños que parecía haberse caído del cielo ya tenía novio… ahí me entra la rabia de pensar “que destino forro el que me ha tocado, es imposible que cada vez que conozco a la mujer indicada o ya tiene novio, o vive en otra ciudad, o está en otro colegio, etc.” no obstante, seguimos de amigos, tampoco es que por algo así iba a perder a la amiga más dulce que me había tocado conocer hasta ese momento.

¿Y vos te crees que hoy por hoy soy una persona tímida? JA! Debiste haberme conocido aquella vez… finalmente un día como cualquier otro llego al aula y tomo asiento, observando algunos apuntes escucho que detrás de mi se sienta ella con su amiga y… me engañan las orejas pero creo que están hablando de mi… vaya uno a saber por que. Giro la cabeza por que ella dice mi nombre, su hermoso pelo negro y aquellos enormes ojos hacen que sonría enamorado como un estúpido. Me pregunta sobre una tarea mientras yo me acerco más para escucharla claramente, ese día ella se comporta algo distinta y me habla muy bajo, me mira con unos ojos de cachorro que buscaban convencerme de algo, observo una bella sinceridad en su rostro y en el tono de su voz, yo le digo que quisiera preguntarle algo acerca de la mencionada tarea, ella se me acerca pidiéndome que le pregunte lo que quiera… nada parece tener sentido en ese instante, pero bueno, tampoco me puedo quejar… estoy hablándole de la tarea pero mientras me aproximo balbuceo idiotizado por su mirada y su perfume… ¡momento! ¿Cómo es que terminé tan cerca?

Antes de darme cuenta de lo que estoy haciendo, donde diablos estoy y si no estaré soñando, de la nada aquella preciosa muchacha me robó un beso… mi mente en toda su ignorancia e inocencia era un hervidero de “porques”, la cabeza me ardía, no se hasta ahora que tenían los labios de esa mujer que hicieron que se me quemara la boca, eso no era un beso, mis labios ardían en fuego, las brasas eran fuertes y el calor insoportable, pero por alguna razón, no encontraba sensación más dulce en todo el mundo, a estas alturas… ¿Dónde había quedado el mundo? ¿Dónde estaba yo? Habíamos dejado aquella pequeña aula… me encontraba en un lugar X donde el calor consumía mi cuerpo, sentía como ardía lentamente sin explicarme como era posible que los besos de esta mujer quemaran con esa fuerza… después me costó un poco volver a la realidad, me quedé en blanco, con el cuerpo helado y con la mirada perdida en aquel suelo, de una cosa estaba seguro… jamás iba a olvidar aquel momento… después de todo, ya había probado aquel fuego… aquel dulce fuego nuestro… aquel cuerpo con fiebre… aquel cuerpo nuestro.

De otra cosa estaba seguro… esta mina no se cayó del cielo, dudo que en el cielo haya mujeres que te quemen y derritan así con un beso.


A propósito… ¿Qué será de su vida?





lunes, 1 de noviembre de 2010

Hoy Desperté Cantando Esta Canción


Halloween ya pasó y aún me quedaron muchos caramelos, mierd@ que todo pasa super rápido, del estar "planificando las cosas" al "huyy estuvo re divertido", ahora Todos Santos, en dos patadas ya estaré en vacaciones y luego Navidad, tampoco es que la idea me entusiasme mucho...

Acá me encuentro haciendo un break de la tesis y el montón de detalles que me restan por concluir, todo para entregarle un par de minutos a mi querido blog (que manera de inventar excusas para no hacer nada, pero bue...) Antes que nada, si a alguien le importa, mil disculpas por eliminar el post de Virus, ¿la razón? pues, me quedó corto y muy pobre tratandose de un tema al que se le puede exprimir mucho más y sobre el que se pueden hablar más historias de una banda tan grande y de un personaje tan interesante como lo fué el gran Federico Moura, no solo de su mensaje de optimismo tan particular, también por su valentía y autenticidad ante las más despiadadas críticas de la prensa y los típicos canones del Rock... ¿por que será que cuando un artista se muere los demás hablan tan bien de él y cuando estaba vivo no dejaban de crucificarlo? En fin, el post de Virus queda pendiente para una nueva entrega.

En esta ocasión voy a comentar brevemente una de las grandes canciones del bicolor Charly Garcia, tema que apareció en aquel disco debút del gran artista que ya había pasado por algunas de las bandas más importantes de la Argentina y ahora se encontraba en una nueva etapa, un nuevo camino que lo llevaría a distintos niveles donde va a registrar también una buena cantidad de la mejor música perteneciente al rock argentino.

Este tema se lo dediqué a alguien, de forma tan casual que ni me dí cuenta que podría llegar a gustarle, en fin, era una tarde nublada, no se ni que mes era, un 2007 que pintaba algo gris y aburrido aquel día donde un amigo se rajó un super regalo para la mina en el día de su cumpleaños, a lo que ella reaccionó con tanta indiferencia y frialdad como la que tu tendrías si un testigo de Jehová viniese a tu casa a despertarte un domingo a las ocho de la mañana para venderte revistas. Dentro de todo su enorme orgullo el pobre pibe sonríe y se mofa del descaro de la mina que parecía ser tan, pero tan cruel que hasta ya llegaba a ser gracioso, como si un guionista de humor ácido y mente retorcida hubiese escrito los sucesos de aquella tarde, finalmente nos mudamos a un pequeño local a compartir unas birras, sabiamos que la minita debió haberse ido con su novio/amante/esclavo/esposo a pasarla bomba en su cumpleaños, yo en mi por aquel entonces total ignorancia de la vida y del amor no encontré más reparos que cambiar el tema a hablar de música (se ve que tampoco he cambiado mucho desde entonces...nerd!) le paso el IPod con una canción que al menos a mi siempre me hacía sentir de muy buen humor cuando lo necesitaba... el toma los auriculares con un sentimiento de "bue... como digas" para terminar encantado con el tema del gran Charly Garcia.

Aquel gris encuentro quedó en el pasado y después de eso el man tuvo como 20 minas o creo que más... Honestamente no se como diablos le hace... tampoco es que me importe.

Inconsciente Colectivo fué grabada por primera vez en 1982, como cierre del álbum "Yendo de la cama al living", considerado por la revista Rolling Stone como el Nº 26 entre los mejores álbumes del rock argentino, aunque editado conjuntamente como álbum doble con la banda sonora de la película "Pubis angelical", grabado dos meses antes. La canción fue estrenada en el año 1980, en el Luna Park durante un recital de Serú Girán. El día 26 de diciembre de 1981, cuando Serú tocaba en el Tetro Coliseo, García presentó esta canción diciendo: ...Bueno, ahora voy a hacer un tema... que me piden mucho...". El tema adquirió especial notoriedad al ser cantado por la famosa cantante folclórica Mercedes Sosa, como cierre del recital de presentación del álbum, el 26 de diciembre de 1982 en el estadio de Ferro Carril Oeste, un acontecimiento histórico, por su significado político y social (Solo basta con escuchar la letra de temas como "No Bombardeen Buenos Aires o el mismisimo "Inconsciente Colectivo" para tomar en cuenta eso). Al año siguiente Mercedes Sosa incluyó el tema en su álbum de 1983, en la línea de romper el prejuicio de la no mezcla del rock y el folclore argentino, y otorgándole a la letra un claro significado político, como metáfora de la nueva etapa democrática que comenzaba a anticiparse, luego del colapso de la dictadura militar gobernante a causa de la derrota en la Guerra de las Malvinas.

Inconsciente Colectivo es un halo de esperanza que brilla, con una luz radiante o chiquita, pero que de todos modos sigue ahí iluminando, al menos para lograr ver un poquito en aquella densa oscuridad. La letra está referida a la tensión entre lo nuevo y floreciente ("nace una flor, todos los días sale el sol") y una realidad que "consume lo mejor que tenés", a la vez que, en el estribillo, dice que la libertad no muere ("siempre la llevarás dentro del corazón"), sin importar lo que pase.

La emotiva estrofa de cierre es a la vez un grito contra la injusticia del momento, recordando a "los hambrientos, los locos, los que se fueron, los que están en prisión" y a la vez un canto de esperanza, ante la posibilidad de dejar atrás las etapas más oscuras: "es necesario cantar de nuevo, una vez más".

El bicolor llegó al corazón de muchos registrando un nuevo himno en su catálogo, nunca ajeno a la realidad de su país, desde que reflejaba el dolor de la vida ante la represión en los timidos intentos de Sui Generis que cada vez alzaban más vuelo, hasta La Máquina de Hacer Pájaros que fué un grito de desesperación en el peor momento de la dictadura argentina con lo que Garcia tuvo que hacer las letras más metaforizadas de su carrera, y finalmente, con Serú Girán, una superbanda que no abandonó la crítica y el mensaje social, basta con escuchar "Alicia En El País..." relatando un testimonio que aún continúa vivo. Garcia posteriormente se hace solista e inagura una nueva etapa en su vida con un disco que contiene muchas caras y facetas de su calidad artística, dentro de aquellas caras, la última es la de un profeta que inagura y diseña un mañana con esta inolvidable canción.

A todo esto... siendo un psicólogo, no entiendo hasta ahora a que se refería Garcia con aquello del "Inconsciente Colectivo", Carl Jung lo define como "establecer que existe un lenguaje común a los seres humanos de todos los tiempos y lugares del mundo, constituido por símbolos primitivos con los que se expresa un contenido de la psiquis que está más allá de la razón". ¿Y que es aquello tan natural que poseen los seres humanos? Por supuesto, el deseo y la necesidad de libertad. OK, ahora si me quedó claro.

Hoy desperté cantando esta canción...

Disfruten!

jueves, 21 de octubre de 2010

Fuegos de Oktubre


Octubre como todos los meses del calendario tiene sus fechas donde se conmemora una determinada festividad o algún evento importante que quedó en la historia.

En el caso de mi ciudad, Octubre es actualmente ya un sinónimo de una revolución, la que se suscitó un 2003 cuando tensiones económicas y políticas que se venían arrastrando desde Febrero, por fin estallaron y los resultados fueron atroces. Asuntos como el alza de impuestos, los hidrocarburos y las rivalidades entre la policía y los militares, coincidieron al unísono en un estallido de anarquía que condujo a una guerra civil en la ciudad del Alto y en un masivo saqueo en la ciudad de La Paz. Todo este combo de eventos finalmente concluyó con la renuncia del presidente de turno. Pese a que luego de estos eventos todo volvió relativamente a la normalidad, las secuelas del Octubre paceño de 2003 aún quedan y la mayoría aún recordamos como fueron las cosas cuando la gente se cansó de reclamar y colapsó, lo que desencadenó en que las autoridades poco a poco pierdan el control y todo el poder que tenían pase a manos de un pueblo en un estado de locura colectiva.

Al pensar en las revoluciones y todo su poder de convocatoria, una de las imágenes que viene a mi mente es la de las banderas rojas, la muchedumbre y los puños en alto de la carátula del disco “Oktubre”.

Oktubre es un álbum del grupo de rock argentino Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Editado en 1986, contiene algunos de los temas más emblemáticos de la banda, como “Jijiji”, “Preso en mi ciudad”, “Ya nadie va a escuchar tu remera” y “Motor psico”. Este disco es posiblemente el de mayor contenido ideológico explicito que haya hecho la banda. El título hace una clara referencia a la Revolución de octubre de 1917 que tuvo lugar en Rusia y que culminó con el derrocamiento del gobierno provisional, y la posterior creación de la Unión Soviética en 1922. La banda optó por esa combinación para hacer alusión y "homenajear" a las grandes revoluciones, utilizando la más emblemática del siglo XX. Las letras invertidas y el predominio del color negro y rojo en la tapa del álbum confirman el ambiente revolucionario que el disco muestra.

“Oktubre” es un disco donde también prolifera un eterno ambiente de rebeldía combativa y una oscura estética que glorifica todo el submundo porteño, tomando como fuente de inspiración una realidad urbana de la ciudad de Buenos Aires, desde las más perversas necesidades hasta una apología a la adicción a las drogas, sobre todo la cocaína. Claro que, todo retratado con la sutil poesía del Indio Solari, un cantante que encuentra su momento clave como poeta y letrista desenvolviendo todo lo mejor de su estilo característico. Por su parte, el guitarrista Skay Beilison registra algunos de sus más inolvidables y clásicos riffs de guitarra, que combinadas con las fantasías porteñas del Indio Solari, funcionan como un poderoso medio de transporte a las más intensas sensaciones.

El sonido del grupo dió un cambio total con respecto a su primer disco, un estilo frío y crítico, utilizando varias veces combinaciones raras y atípicas de acordes, un bajo eléctrico con influencia pop, y una combinación muy creativa de sonidos y tonos menores además de la colaboración de Daniel Melero en teclado y Claudio Cornelio en percusión.

La tapa del disco "Oktubre" estuvo a cargo del artista Ricardo Cohen (Rocambole), el recuerda una anécdota respecto a esta obra: "Esta es una tapa más conceptual. Las ideas salieron de una noche de fernet: el Indio veía banderas, multitudes. Primero iba a ser todo rojo y negro, pero cuando lo fui haciendo más abstracto le agregué el gris. La tipografía parece soviética al estar invertida una letra. Me resulta raro ver mis obras en remeras y tatuajes: la gente se apropió de cosas como el puño y la cadena, hechas en 15 minutos para un aviso."

La música de “Oktubre” que se empeña en escarbar con ingenio y elocuencia en los más prohibidos tabús sociales e individuales, es también una indicada musicalización para una fiesta tan criticada y condenada como Halloween. Como detalle adicional convengamos que la multitud de revolucionarios de la tapa lleva unos rostros siniestros y esqueléticos que recuerdan en buena medida a los Zombies de las películas de George Romero que deambulaban en grupos buscando a sus posibles víctimas.

En el caso de mi ciudad, Halloween se ha convertido en una fiesta más de exportación, que hace de esta mixtura paceña que se bate entre lo criollo y lo extranjero, algo mucho más interesante. Actualmente ya no es de extrañarse festejar algo tan tradicional como Todos Santos a la par del Halloween, una fiesta proveniente de Europa Occidental que desde que llegó al continente americano ha sembrado una buena cantidad de censura y desencanto que hace de esta fiesta algo aún más especial, quizás por que ha sido relacionada tantas veces con cosas como la brujería o la degradación de valores que, especialmente según las viejas generaciones, poco a poco van desapareciendo. “Oktubre” de alguna forma representa también eso, cambios, revoluciones y transiciones efecto de la globalización y tiempos que cada vez hacen de nuestro mundo algo tan distinto.

La Paz es un perfecto lugar para festejar Halloween, ya que nos encontramos en una estación del año donde proliferan las tormentas, la oscura neblina y los helados vientos que soplan cada noche, sin olvidar su diversidad en cuanto a creencias y costumbres que posibilita una festividad como esta, La Paz es también el perfecto lugar para las revoluciones sociales, pues es una caótica amalgama de culturas, ideologías, tendencias políticas e intereses. Es también un lugar perfecto para tomar un buen trago para calentarse en una fría noche escuchando algún temazo de “Oktubre” a todo volumen.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Brujilístico Encanto


Últimamente suena mi teléfono celular y empiezo a escuchar inmediatamente aquellas dulces notas de unas de mis películas de terror favoritas, aquella musiquita que me recuerda mucho a las viejas cajitas de juguete que al abrirlas emitían una tonada muy suave o quizás a aquellas antiguas muñecas de porcelana, que usaban vestidos de colores, tenía el rostro pálido, los ojos oscuros y al darles cuerda empezaba a sonar una música muy relajante.

Esta distintiva música pertenece al extinto grupo italiano de rock progresivo “Goblin”, un conjunto de artistas que se pasaron una gran parte de su carrera musical haciendo bandas sonoras para películas de terror, su momento de gloria llegó cuando les tocó musicalizar la película de un director italiano, esta película que se convirtió en un clásico del terror y que llevó a este director de cine a la fama mundial es “Suspiria”.

Esta película basada en la novela "Suspiria de Profundis" de Thomas de Quincey, es considerada la mejor obra del director italiano Dario Argento, quizás junto a las célebres “Deep Reed” y Phenomena”. Como toda obra clásica del cine, esta película ha sido elogiada y pisoteada con riguroso afán. Dario Argento tiene un estilo extraño y muy personal de realizar sus películas, muchas de estas han sido sorprendentes éxitos y otros rotundos fracasos, pese a todo este legado que va oscilando entre el amor y el odio, Argento sigue siendo uno de los más emblemáticos y veteranos cineastas del terror.

Yo, siendo un fanático del cine clásico y las películas que hicieron leyenda en la historia del cine, tarde o temprano tenía que encontrarme con “Suspiria”, además de que recientemente he adquirido el vicio de ver películas de terror todas las noches, y en lo muy personal y recóndito de mi ser “Suspiria” es definitivamente una de mis favoritas. Esta película puede llegar a tener en mayor o menor medida todas aquellas cosas que hacen de una película de terror algo grandioso y emocionante hasta llegar a los clichés más embarazosos, no importa, “Suspiria” sigue siendo tan sutil y fina en todo su terror de principio a fin, con una admirable tensión que va incrementándose hasta el final de la película, desde que una inocente bailarina de ballet llega a una de las más prestigiosas escuelas de danza en Europa hasta una serie de misteriosas (y sangrientas) desapariciones que revelarán poco a poco la verdad de que esta hermosa chica americana está en peligro, pues hay algo tan sobrenatural y misterioso en aquel lugar que sobrepasa a toda explicación razonable.

“Suspiria” es una delicia para todos aquellos que como yo estamos fascinados con las historias de brujas y magia negra, aquí todo este mito de terror alimenta nuestra imaginación con un macabro rompecabezas que va revelando poco a poco una figura mucho más interesante de lo que aparentaba en un principio. Esta película muestra el poder de la brujería para el control mental y para exterminar a personas demasiado “curiosas” que por X razón empiezan a meter la nariz donde no deben, finalmente la película revela como el poder de estas brujas es controlado por un aquelarre que es aparentemente indestructible para todo aquel que se interponga en su camino.

El papel principal de esta película es interpretado por la guapísima Jessica Harper una actriz muy solicitada en la década de los 70s, época donde tuvo la oportunidad de participar en películas de grandes directores como el capo Brian De Palma y Woddy Allen. Otros actores que protagonizan “Suspiria” son Alida Valli, Stefania Cassini, Joan Bennett y un joven Miguel Bosé que vendría a ser algo así como el ocasional “chekeo” de la protagonista principal.

El éxito de esta película estrenada en 1977 fue tan grande que Argento se ganó la fama a nivel internacional, de hecho, se animó a hacer dos secuelas, “Inferno” de 1980 y “The Mother Of Tears” de 2007, ambas solo son recomendables si te gustó mucho “Suspiria”, pero de no ser así, mejor ni lo intentes pues ninguna de las dos es siquiera la mitad de buena.

A estas alturas los mitos y creencias en la brujería y su poder sobre las personas siguen siendo tan misteriosos como en el momento en el que se filmó esta película, un misterio que solo ayudó a alimentar nuestra imaginación, una imaginación que a falta de una explicación lógica, muchas veces nos permite ver, sentir y creer en cosas que otros no pueden, y quién sabe, a lo mejor existen.

¿Acaso no te sentiste embrujado alguna vez?

sábado, 25 de septiembre de 2010

Entre el cielo y el infierno


¿Dónde están el cielo y el infierno? Pues, hay tantas versiones y explicaciones a esa pregunta que la verdad parece que al fin y al cabo nadie sabe con exactitud la respuesta, basta con preguntar a dos personas y dos te darán respuestas distintas, aunque claro, ambas respuestas coincidirán en un montón de características como por ejemplo: “que el infiero es un lugar de sufrimiento” “que al cielo se va la gente buena” “que en el cielo eres feliz y no padeces de dolor alguno”.

El grandioso poema de Dante Alighieri “La Divina Commedia” es uno de los testimonios más populares con respecto a lo que significan tanto el cielo como el infierno, aunque Dante nunca pretendió ser tan obvio como para que su obra no deje nada a la imaginación, por el contrario, su poema se caracteriza por una complejidad que va mareándote de principio a fin. Dante redacta una de las obras más inmortales de la historia y nos entrega una tonelada de bellas escrituras donde convergen lo grotesco, la materia y el espíritu, el horror ante el mal y la aspiración a la belleza. Y es que esta aclamada obra refleja un poco de cada uno de nosotros y a pesar de que fue escrita en la primera década del siglo 1300, hoy en día no resulta nada difícil de entender aquellas sutilezas que redactó Dante acerca de la filosofía y la religión.

Hoy en día basta con que pise un pie fuera de mi casa para encontrarme con un posible cielo o infierno, yo personalmente considero que el cielo y el infierno están convergiendo diariamente mano a mano en una batalla día tras día y noche tras noche. Dante redactó una obra de gran belleza imaginativa, pero imaginativa al fin y al cabo, pues, siendo un genio literario no era más que otro simple mortal que no tuvo que morirse para escribir su poema, simplemente sustrajo su inspiración de diversos acontecimientos y simbologías de la raza humana. El cielo y el infierno se asemejan mucho al mundo real en el que vivimos, solo basta con prestar atención a lo que nos rodea.

Yo actualmente con mis 24 años ya he experimentado en gran medida tanto al cielo como al infierno, he experimentado el estar en el cielo en ocasiones que podría citar acá tranquilamente, desde el compartir un bello momento con mi familia, el recibir la ayuda de un amigo cuando más lo necesitaba, el admirar una puesta de sol en la playa o pasar el día junto a la persona amada, un día que pareciera que se pasa tan rápido.

Cuantas veces hemos experimentado momentos que quisiéramos que duren para siempre o que se repitan una y otra vez, cuantas veces recorriendo un viaje o despertando junto a la persona que amamos realmente todo parecía ser absolutamente perfecto ¿Cómo será el cielo? Pues, debe ser muy parecido a esto. Pero tampoco este cielo es un estado de felicidad permanente, ¿te pusiste a pensar que aburrida sería la vida si todo fuese siempre una belleza? Efectivamente para que exista el cielo tiene que existir un infierno, un infierno al que podemos llegar con una simple patada, como si de pronto se rompieran las vigas que sujetan un ascensor que termina descendiendo a toda velocidad hasta llegar al subsuelo donde terminas hecho mierd@.

Este infierno lo hemos experimentado un montón de veces, lo peor es que en muchas ocasiones caemos ahí abajo justo cuando las cosas en nuestras vidas no podían ir mejor o cuando pensamos que (ingenuamente) el cielo donde nos encontramos va a durar para siempre. Podemos quedar condenados a este infierno de muchas formas: sufrir un horrible accidente de tránsito, enfermarnos de algo que nos tiene sin poder hacer nada, perder un empleo, alejarnos de nuestros amigos y familia, ser heridos con un arma o terminar una relación de pareja.

Pese a todo este dolor por lo general los seres humanos tenemos la voluntad y fuerza de siempre levantarnos y salir de este infierno, o al menos, luchar para no dejar que las cosas terminen así, con ese sabor a bosta. El ser humano también tiene que batirse todos los días entre un cielo y un infierno donde estamos rodeados de ángeles y demonios que se la pasan caminando por las calles y que conviven con nosotros en todo lo que nos depara la vida, ya sea para hacernos sentir bien o para provocarnos daño, solo es cuestión de reconocer que todo este ambiente es parte del escenario que debemos afrontar en la vida diaria.

En 1978 una de las mejores bandas de la historia del Rock “Black Sabbath” supuso la marcha definitiva de su cantante Ozzy Osbourne y con esto un más que seguro fin para el resto del grupo, afortunadamente aparece un nuevo talento en el grupo que llega como caído del cielo, este talento es Ronnie James Dio, un tipo genial que además poseía una de las mejores y más poderosas voces del heavy metal en su relativamente corta historia. Pues bien, Ronnie acababa de salir de su anterior banda, Rainbow, y buscaba un nuevo proyecto.

El guitarrista de “Sabbath” Tony Iommi le propone unirse a la banda y el resultado es el disco "Heaven & hell" (Cielo e infierno). Pese a que los integrantes de “Black Sabbath” muchas veces jugaron con símbolos religiosos y paganos a lo largo de su carrera nunca se consideraron herejes o satánicos, en una entrevista Ronnie James Dio habló sobre este tema y dijo que el no practica la brujería ni el ocultismo, en realidad, siendo de descendencia italiana, Ronnie James Dio se crió en una familia católica. En esta entrevista el también admitió que al hablar del cielo y el infierno en sus canciones se refiere al cielo y el infierno que están aquí en la tierra y que debemos afrontar día a día.

Con el correr de los años y la reconciliación de Ozzy Osbourne con sus antiguos colegas de “Black Sabbath”, Ronnie James Dio, Tony Iommi y Geezer Butler, deciden seguir trabajando juntos y unirse para formar la banda “Heaven and Hell”, haciendo una gira en 2007/2008. Aunque poco tiempo después Ronnie James Dio muere víctima de un cáncer, su legado y su obra siguen presentes y aquellas épicas canciones donde nos habló de viajes a tierras lejanas y batallas entre el cielo y el infierno, seguirán pisando y haciendo temblar con fuerza este mundo terrenal.

Dio, estés donde estés, esta canción va para vos maestro y para todos aquellos que día a día caemos y nos levantamos una y otra vez entre el cielo y el infierno.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Un huracán en La Paz


Los huracanes son movimientos de masa fuertes que se forman en el aire y suelen provocar vientos con velocidades superiores a 100 km/h. Estos movimientos tienden a expandirse y con frecuencia llegan a ser altamente destructivos, pese a todo, los huracanes forman parte importante del sistema de circulación atmosférica.

Anoche en la ciudad de La Paz se presenció un tipo de huracán muy poderoso, y no, no hablo de aquel fenómeno de la naturaleza que se forma en las costas tropicales, tampoco hablo del boxeador afroamericano Rubin Carter ni mucho menos del equipo de fútbol argentino. Hablo de uno de los huracanes más poderosos y gigantes: un recital de Scorpions. Este huracán dejó su huella en un radio de aproximadamente… casi toda la ciudad de La Paz. Se desencadenó de la mano de un grupo de veteranos ídolos del Metal, pronosticando un día de mucha agitación y fuertes vibraciones que se harían sentir en todo el suelo paceño.

Se presenciaba por todo lo alto que algo gigante iba a caer sobre la ciudad ¿será una bomba nuclear? Una sensación que me atrapó desde que salí de mi casa y subí al taxi donde sonaba a buen volumen "Rock You Like An Hurricane" hasta que llegué al stadium y vi con asombro cuanta gente estaba ahí presente para formar parte de un solo evento. A medida que caminaba cauteloso por todo el caos de este huracán llego a una enorme fila donde pude charlar al menos un rato con los que se encontraban cerca y hablaban español (había muchos extranjeros) mientras presenciaba las típicas características de un huracán: escombros, locura, intensidad y algunos valientes caídos en las calles (léase: patéticos borrachos).

Mientras los policías y encargados de la seguridad hacían lo posible para ordenar a la gente donde le corresponde en aquel número tan absurdo (y gracioso) de divisiones que tenía el stadium (había como no-se-cuantos-sectores-en-cada-lado)… pronto empezaban a sonar los primeros indicios de que el fenómeno llamado Scorpions oficialmente había pisado el escenario para romperla con un show inolvidable. Logro correr hasta un lugar decente y ámplio donde hecho raíces para dar rienda suelta a toda mi locura y pasión rockera (léase: comportarse como un niño con sobredosis de azúcar). Total, como estoy solo (sin amigos, sin novia, sin padres) puedo hacer lo que quiera sin pasar vergüenza, o lo que me dicte aquel niño interno que Freud llamó el "ELLO".

Estoy rodeado por una gran mayoría de gente que: A) está sentada charlando B) está filmando con la cámara o el celular C) está de pie sin mover un pelo (salvo para aplaudir). Tal vez eso me pasa por estar atrás de la multitud, aunque me gusta eso, pues tengo el espacio y el perímetro necesario para bailar, hacer head banging y mover el trasero. Juro que los de mi alrededor debieron pensar que estaba en drogas o algo así, pues no dejaba de moverme, cantar hasta quedarme sin voz, hacer Air guitar! Air bass! Air drum! Air Microphone! Y Air… bueno, eso no lo puedo decir acá.

La gente me miraba extraño ¿pero que quieren? ¡Es un concierto de Rock! Y conste que tampoco soy muy fanático de Scorpions, aún así, la electricidad en el ambiente me llenó de adrenalina y hasta solté una lágrima con aquel majestuoso “Send Me An Angel" y me dejé llevar por un "Wind Of a Change" que me invitó a cerrar los ojos y transportarme hacia un tremendo y paradisiaco lugar a millones de kilómetros del stadium.

Los viejitos la rompieron, que no queden dudas, son unos ancianos pero tienen más testosterona que un quinceañero. Scorpions son unos totales monstros en vivo, los miembros de mi banda deberían de aprender de esto, o sea, tienen como veintipico años y ¡les da flojera ensayar una vez por semana!. Con respecto a las canciones como en todo concierto hubo temas que me hubiese encantado escuchar y no tocaron, pero eso pasa siempre en todos los recitales, el público a veces es como una mujer que un tipo no pudo satisfacer ni con su mejor esfuerzo ¡huy! Que mal sonó eso, aunque… ¿se entiende la idea verdad?

De todos modos y aunque me hubiese encantado que interpreten “Always Somewhere”, la banda me dio un par de increíbles sorpresas que la verdad no me esperaba, como cuando Klaus Meine anunció en su extraño inglés el temazo “Holiday” y arrancaron con unos bellísimos arpegios de guitarra para darle paso a aquel “let me take you far away…” o cuando anunciaron “Send Me An Angel”, aquella gema que formar parte de sus mejores y más grandes himnos, pese a que el empezar a sentir aquel tema en mis oídos indicaba lo inevitable: “¡no iban a tocar Still Loving You!” y hubiese sido así de no ser por que la gente al final del concierto empezó a pedir a gritos que la toquen, por lo que un cansado Klaus Meine como final acto de grandeza y empatía, tomó el mic y empezó a cantar una preciosa versión acapella. La noche tampoco estuvo libre de su cuota rockera y fue así como la banda pateó algunos traseros con “Big City Nights”, “Tease Me Please Me” o el cierre perfecto con “Rock You Like An Hurricane”.

Scorps hizo historia en el Rock boliviano, puede que no sea, como sus más optimistas y acérrimos entusiastas insisten en ponerle: "el mejor concierto visto hasta ahora en Bolivia” pero sin dudas los germanos hicieron un tremendo trabajo y como todas las buenas cosas en la vida, este huracán fué rápido, intenso y breve. Aunque estoy seguro que sus secuelas quedarán por mucho tiempo acá en esta ciudad, lugar que por una noche se intoxicó de puro, salvaje y buen Rock N’ Roll.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Is not that bad


3 AM y no puedo dormir, estoy inmiscuido en una seriedad total que no me permite pensar más allá de todo lo que me depara el día siguiente y me pesan aún más las pobres y casi nulas consecuencias que todo mi esfuerzo tendrá al final ¿en verdad vale la pena tanto sacrificio y seriedad absoluta? Quién debería saber eso mejor que nadie soy yo y honestamente no tengo la respuesta.

Quizás vivo fuera de la realidad, creo que un poquito prisionero llevando una bola de acero y un grillete que me recuerda en cada paso todos mis defectos y errores del pasado con los que debo cargar y aparentemente el carcelero perdió la llave o directamente ya me condenó a un calabozo. Es un ir y venir de una vieja película donde una vez más veo el replay de cómo arruiné totalmente las cosas y me fallé aquellos goles que hoy me tienen en el banco de suplentes tan arrepentido que el coach del equipo simplemente no quiere tomarme en cuenta ni por casualidad. Pero bueno, podría seguir así, metaforizando esta situación, pero no tiene caso.

El otro día compartiendo unos tragos con un colega me dijo entre tantas cosas que no hay peor sentimiento que la culpa, no me animé a preguntarle que hacer en caso de que tener que confrontar tal emoción, aunque me temo que su respuesta hubiese sido la más obvia: “NADA, aguantárselas”. Me duele el haber arruinado las cosas y temer que en el mundo real las segundas oportunidades no se dan a la orden del día, pero supongo que parte de madurar y crecer es aprender que muchos de nuestros errores muchas veces no tienen arreglo y eso nos enseña a tomar las cosas con mayor responsabilidad, aunque creo que aún soy muy joven para haber arruinado totalmente mi vida, pese a que esto pueda ser cierto, no me queda más que relajarme por un momento frente a la PC.

Randomizando los archivos me encuentro con algunos videos humorísticos del Bananero y pienso “Dios! que tipo más ridículo!” aunque no puedo evitar sonreír y largar una fuerte carcajada con las ocurrencias de este personaje, ¿Qué es este tipo? Es un culto al desastre, al mejor estilo de un Joey Ramone, un Iggy Pop o un Ozzy Osbourne, un ser que celebra aquellas cosas que supuestamente son terribles o vergonzosas en uno mismo. ¿Cómo te puedes reír y pasarla tan bien a costa de tus propias tragedias y defectos? ¿No es lo mismo que hacen tipos como Ben Stiller? ¿Dónde está el truco? A lo mejor un grande como Peter Capusotto puede tener la respuesta:

“Parodiás todo lo que te duele. Y la manera de defenderte de eso y tomar posición es la burla, que es un arma bastante contundente”.

La risa es el antídoto para la melancolía. Si bien ha estado entre los temas más olvidados por la filosofía occidental, no deja de ser absurdo, pues el ser humano sin la risa y el humor no podría sobrevivir en este mundo de peregrinaje y sinsabores. El sentido del humor es la capacidad humana para percibir algo como cómico o gracioso. La risa, es también la expresión del impulso humano básico de ordenar la realidad, sólo que en lugar de ordenarla se la acepta tal y como es y se la festeja.

Recuerdo que una de mis películas favoritas es “Jerry Maguire” del capíssimo director Cameron Crowe, una película que básicamente relata como el mundo de un importante manager deportivo se viene abajo. Su vida es perfecta hasta el día en el que se da cuenta de la importancia que tienen las personas sobre el dinero. Ese día es despedido y abandonado por todos sus amigos. En ese momento llega lo más difícil, empezar de cero con un jugador de fútbol americano de segunda categoría como único cliente y una madre soltera como secretaria. Todo este desastre es orquestado por maravillosas actuaciones y una banda sonora muy rockera que le da el gustito tan especial, pero sobre todas las cosas, lo mejor es que todo este caos es relatado con bastante humor, un humor tan genial que no da de otra que reírse y pasarla re bien con aquellas situaciones tan dolorosas (pero tan reales) que tiene que afrontar nuestro amigo Jerry.

Cameron Crowe es una especie de genio loco con un total y adictivo gusto por el buen Rock y la cultura americana, así lo demostró en esta película que vi nuevamente hace unos días y no pude evitar sentirme identificado con Jerry Maguire y como debe comenzar todo desde cero, otra de las películas de Crowe que refleja esta lucha contra la corriente es la menos conocida “Elizabethtown” quizás de una forma mucho más dramática y menos graciosa que en Maguire, pero no menos inspiradora, la trama cuenta la historia de un joven y exitoso diseñador de zapatos deportivos que dedicó ocho años de su vida a crear una zapatilla en la que la gran empresa en la que trabaja ha decidido invertir fortunas. Cuando su modelo resulta un fiasco total, el pobre tipo no sólo es despedido sino que también es obligado por su jefe a asumir toda la responsabilidad del fracaso ante la prensa y es abandonado por su novia quien también trabaja en la compañía y se había enamorado de él cuando se había convertido en uno de los protegidos de la gerencia. En medio de esta situación desesperada Drew se prepara para suicidarse pero una llamada telefónica lo detiene: su padre ha muerto mientras visitaba familiares en su pueblo natal, Elizabethtown, y por ser el hermano mayor debe ir a buscar su cuerpo y arreglar los detalles de su entierro. En su solitario viaje poco a poco Drew va redescubriendo aspectos positivos de la vida. Esta película también cuenta con la famosa “trade mark” de Cameron Crowe: una banda sonora excelente de tintes rockers y sorpresivas situaciones que van cambiando radicalmente al personaje principal.

El amor de Cameron Crowe por el Rock N Roll y las buenas historias renace en sus orígenes en el mundo del espectáculo, cuando siendo tan solo un adolescente tuvo que trabajar para la revista Rolling Stone y cumplir el sueño de muchos (incluyéndome) de largarse en una inolvidable gira con Led Zeppelin, experiencia que posteriormente fue reflejada en su película Almost Famous. Esta historia semi-autobiográfica narra las peripecias de un periodista extremadamente joven que se lanza a la carretera para seguir a una banda emergente de los 70. El joven periodista se ve inmerso en un mundo dominado por sexo, drogas y rock-and-roll. En el transcurso de la película descubrirá que las leyendas del Rock, pese a toda su grandeza y las poses de superestrellas, al fin y al cabo son simples y corrientes seres humanos. Considerada por muchos como la mejor película de Crowe hasta el momento, Almost Famous deja bien a las claras el potencial del director y, por ello, Crowe ganó el Óscar al mejor guión original.

Ahora mientras sale el sol y me invita a disfrutar de un nuevo día y a pasarla tan bien como si en verdad NADA fuese tan importante, permítanme relajarme por un momento con esta bella canzione…

PD: Los veo mañana en el concierto de Scorpions (vayan, va a estar bueno, a la puerta aunque sea).

Ciao.

jueves, 9 de septiembre de 2010

El Amor de mi vida


El otro día miré nuevamente una de mis películas favoritas: “El Abogado Del Diablo” protagonizada por el genial Al Pacino, un actorazo de primera que resultó ser el perfecto candidato para interpretar al diablo en esta película. Personaje que al igual que la mayoría de sus roles que lo han hecho famoso (Scarface, Michael Corleone), en esta película se manda algunas líneas memorables, una de las que más recuerdo es una frase en la que habla refiriéndose al amor: “sensación no muy diferente a comer grandes cantidades de chocolate”.

Ya que en la película Pacino debía de interpretar al mismísimo demonio en persona, no creo que cualquiera de sus frases haya sido tomada a la ligera, y precisamente esta frase no suena tan desquiciada, aunque no voy a negar que sea graciosa escucharla la primera vez. Pero tal respuesta del Diablo surge a partir de la manifestación tan ingenua o conmovedora del abogado interpretado por Keanu Reeves “pero yo la amo”. Cuantas veces habremos de decir tal cosa para justificar alguna decisión nuestra, y pese a que por lo general se la decimos a una persona que no es el diablo (aunque quién sabe...) la respuesta vendría a ser más o menos la misma que el diablo le da en la película. Solo que la respuesta varía de un “cagateee che, olvídate de ella” a reacciones más románticas onda “tu corazón encontrará pronto un nuevo amor que llenará tus días de alegría”. En estos casos los amigos(a) se la suelen dar de psicólogos, poetas, filósofos o adivinos astrales.

No voy a empezar a pretender dar respuestas sobre lo que es y no es el amor, afortunadamente puedo afirmar que al menos logré experimentar y vivir aquel sentimiento, desde lo mejor y más gratificante que te puede otorgar hasta las más dolorosas y crueles decepciones que puede ocasionarte, tarde o temprano todo esto te sirve de mucha experiencia para crecer, madurar y a lo mejor ayudar a alguna otra persona con tu ejemplo.

El amor de mi vida puede ser una persona con quién me lleve a la perfección (lo cuál creo que es difícil) o puede ser alguien que me llene de sorpresas todos los días o alguien que simplemente quiera lo mejor para mi y se sienta feliz al saber que estoy bien sea donde sea.

Este amor puede ser fuerte y duradero, uno de los mejores ejemplos es la de un famoso cantante cuya relación de romance y amistad con una mujer duró por muchos años pese a que en todo ese tiempo tuvieron muchas diferencias y hasta permanecieron separados. Esta historia es la de Mary Austin y el cantante Freddie Mercury, quienes mantuvieron un noviazgo que luego se transformó en una amistad en la que Mary Austin se convirtió en la compañera y amiga de toda la vida del cantante Freddie Mercury.

El noviazgo de Mercury y Austin empezó a colapsar en los años en los que Mercury empezaba a ganar cada vez más y más éxito a nivel internacional, esto terminó por separarlos y el golpe mortal fue cuando Austin se enteró que Mercury mantenía una relación en secreto con un ejecutivo de una compañía discográfica. Esto pudo ocasionarle a Austin en principio tristeza o incluso repulsión, pero con el paso del tiempo empezó a cicatrizar las heridas y aceptar a Mercury con todas sus excentricidades e imperfecciones, como un simple ser humano que con la música hace cosas extraordinarias, pero que en su vida personal puede ser tan débil o imperfecto como cualquier flaco más del montón. Pese a todo, Mercury era una persona única en todo el planeta, por lo que Austin empezó a aceptar y querer a este artista, valorando todas las cosas especiales que tenía esta persona y todas aquellas cosas que lo hacían un tipo inolvidable.

Mercury y Austin mantuvieron una cercana amistad a lo largo de los años y el cantante se refería a ella como su única amiga de verdad. En una entrevista de 1985, afirmó: "Todos mis amantes me preguntan por qué no puedo reemplazar a Mary, pero eso es sencillamente imposible. La única amiga que tengo es Mary y no quiero a nadie más. Para mí, ella es como una esposa. Para mí era como un matrimonio. Confiamos en el otro, eso me basta". Mercury escribió muchas canciones sobre Austin, entre las cuales se destaca "Love of My Life". Este fue uno de los hits más exitosos del disco “A Night At The Opera” y alcanzó la fama en todo el mundo. Era tan favorita en los conciertos que Mercury dejaba de cantar frecuentemente para que la audiencia la cantara completamente. Esto animó a la banda a escribir futuras canciones como “We Will Rock You” y “Radio Ga Ga”, pensadas exclusivamente para tocarlas en vivo con la participación de audiencia.

Ahora los invito a escuchar esta canción y recordar a aquel inolvidable amor que con su carisma y su sonrisa cambió nuestro mundo, los invito a recordar a aquella persona que con una simple palabra o un beso nos inundaba de las más increíbles sensaciones, los invito a recordar al “amor de nuestra vida”, esté donde esté.

jueves, 2 de septiembre de 2010

La Muralla entre nosotros


Al escuchar el término muralla posiblemente nos viene a la cabeza la imagen de un muro de ladrillos rodeando un castillo o una fortaleza, o los muros de una prisión para bloquear una salida y para encerrar a un grupo de personas privándoles de su libertad. Muchos quizás recordarán con esta palabra a la gran muralla China o el muro de Berlín o incluso en el mejor de los casos al muro de los conciertos de Pink Floyd.

Pink Floyd hizo historia con su legendario disco conceptual The Wall, un disco tan cargado de dramatismo y emociones que se requirió de una tremenda producción y dos discos para capturar toda esta obra ideada por Roger Waters. La historia de esta famosa “opera Rock” nos retrata la vida de una estrella llamada “Pink”, que se convierte en un antihéroe mentalmente enfermo debido a los traumas que la vida le va deparando. La muerte de su padre en la Segunda Guerra Mundial, la sobreprotección materna, la opresión de la educación británica, los fracasos sentimentales, su mundo de superestrella, etc., son convertidos por él en ladrillos de un muro que lo aísla, construido con el fin de protegerse del mundo y de la vida, pero que le conduce a un mundo de fantasía autodestructiva.

Pese a que este es un personaje de ficción no es un caso muy anormal dentro de esta sociedad y este mundo, muchas veces aquellos traumas del pasado nos condenan a marcarnos por el resto de nuestra vida, como poderosos martillos que nos han dejado grietas en la cabeza y en el corazón, muchas veces hemos sentido que la violencia y el dolor de nuestro pasado queda de alguna forma metido en nuestro cuerpo con fantasmas y demonios que a veces no logramos exorcizar del todo. Lamentablemente el pobre de “Pink” escapó de sus temores a partir de las drogas y el hedonismo, durante un intento de suicidio con drogas, la alucinación lo convierte en un dictador fascista, el polo radicalmente opuesto a lo que “Pink” siente y es, señalando el punto sin retorno a la locura, pero que finalmente “Pink” no quiere traspasar. Finalmente se celebra "un juicio" ficticio y simbólico contra “Pink”, que termina con la condena de derribar el muro y exponerse al mundo exterior, en una liberación final que permite a “Pink” volver a “fluir”.

Ya son 30 años de esta Opera Rock que sigue conmocionando y sorprendiendo al mundo con el drama de un hombre y aquel terrible muro. Posiblemente el ex líder y compositor principal de Pink Floyd Roger Waters visitará nuevamente las rutas de Latinoamérica para conmemorar el aniversario de su épica obra The Wall. Otra de las bandas que también va a cruzar estas cordilleras y que afortunadamente incluye en su recorrido a Bolivia es Scorpions, banda de nacionalidad alemana que surgió a finales de la década de los 70s en una de las ciudades de Alemania que se veía cercada por una macabra e inmensa muralla.

Muchos seguro recordamos aquella balada de Scorpions “Still Loving You” donde aparentemente se refleja el dolor y el drama que siente uno ante la pérdida de la persona amada, pero esta pérdida o separación tiene un trasfondo mucho más complejo. La intensa letra de esta canción tiene como principal referencia al muro de Berlín, que representó un símbolo histórico y a la vez funesto por muchos años en Europa.

Dentro de las palabras que canta Klaus Meine, podemos encontrar una metáfora hacía ese muro que separaba a su país con los "apellidos" Occidental y Oriental. Esto lo podemos escuchar en las frases: "Your pride has built a wall so strong that I can't get through, is there really no chance to start once again?" y "only love can break down the walls someday" que eran referencias muy claras hacía ese muro de cemento y la desesperación de todos esos alemanes sentían al ver su patria dividida.

Las historias de los amores a contra corriente, separados por la distancia, la familia (Romeo y Julieta) o cualquier otra cosa son un clásico en la cultura popular. Durante su etapa berlinesa el cantante David Bowie y el productor Brian Eno recurrieron al muro que dividía en dos a la ciudad como obstáculo a superar por una pareja dispuesta a todo por mantener su relación. Esta historia fue inmortalizada en la canción “Heroes”, reflejando el dialogo entre dos amantes divididos por el muro que pretende desafiar y enfrentarse a las consecuencias que impiden que estos logren estar juntos: “Yo, yo recuerdo. Parados contra el paredón. Silbaban balas sobre nosotros y nos besamos. Como si no hubiera más que dos”.

Para fortuna y tranquilidad de muchos, el muro de Berlín cayó un jueves, 9 de noviembre de 1989 y con el fin de conmemorar este evento muchos artistas escribieron canciones y dieron conciertos, Scorpions no perdió la oportunidad y escribió la legendaria balada "Wind of Change" o “Vientos de Cambio”. La letra esta inspirada por los sucesos políticos en Europa del Este como la caída del muro de Berlín, el incremento de la libertad en el bloque comunista y claramente el inminente fin de la Guerra fría, de hecho, en la letra salen mencionados lugares de la ciudad de Moscù, pues en ese suelo Scorpions escribió esta canción. Por ejemplo Moskva que es el nombre del río que corre a través de la capital rusa, y Gorky Park que es un parque de diversiones.

"Wind of Change" se ha convertido en un eterno himno al igual que muchas de las canciones de Scorpions, canciones que viven eternamente en la memoria de miles de personas en todo el mundo y que afortunadamente muy pronto podremos corearlas en un inolvidable concierto que se realizará en la ciudad de La Paz.

Mientras redacto estas palabras a casi más de 20 años de la caída del muro de Berlín y a casi 30 años del lanzamiento del disco de Pink Floyd “The Wall”, aún se que existen millones de murallas en el mundo que deben ser derribadas, murallas que uno construye tan fuertes y firmes como un muro de cemento, muros que quizás son invisibles pero igual de fuertes e imposibles de cruzar, estos muros han dividido a familias, amigos, parejas, y han sido forjados con algo más duro que el cemento, se han erguido con materiales como el orgullo, la avaricia, el pasado, el dolor, la necesidad.. Solo espero que aún no sea muy tarde para derribar algunas de estas murallas para así encontrarnos con aquella persona que está del otro lado y seguramente no hemos olvidado.