domingo, 27 de marzo de 2011

¿Quién Escribe La Historia?


La historia jamás es totalmente como nos la han contado, la historia tampoco es blanco o negro dependiendo de que te cuenten solo lo malo o únicamente lo bueno, la historia siempre está llena de tonos grises y detalles muchas veces ignorados, ocasionalmente la historia también ha estado ensuciada con las creencias e ideales morales de quien la está contando, esto me recuerda mucho a un capítulo de los Simpson en el que la familia le pide a Homero que les cuente como fue cuando nació Maggie y el empieza a recordar un día que estaba en la planta nuclear durante una reunión, cuando de pronto el lugar se ve atacado por un grupo de ninjas y Homero al encontrar a sus colegas indefensos decide enfrentar a los ninjas y se convierte en el héroe que acaba con aquellos invasores y salva a sus compañeros de trabajo, hasta que Marge le pide: “cuéntalo como realmente sucedió!” y resulta que las cosas no fueron tan así para desgracia de Homero.


¿Pero eso que importa? ¿Cuánta gente no habrá hecho exactamente lo mismo? ¿Al fin y al cabo que es la historia? Solo un montón de sucesos derivados de fuentes donde influyeron creencias, pensamientos, sentimientos y la memoria de muchas personas encargadas de registrar esta historia, a tal punto que muchas veces ni siquiera sabremos si realmente lo que nos han contado o lo que hemos leído es totalmente cierto.

¿Alguna vez vieron como un mismo rumor introducido en un grupo cambia al momento de ser transmitido de una persona a otra a tal punto que la historia final no tiene ya casi nada que ver con la versión original?

Existen diferentes investigaciones (Allport y Postman; Transmisión de rumores) donde se demuestra que la transmisión de la información es una experiencia de grupo en la que se crean los rumores y se distorsiona la realidad a través de los testimonios sucesivos. A medida que una información circula, tiende a hacerse más corto, más conciso, más fácil de comprender y de contar, omitiendo numerosos detalles. Esta es la forma de distorsión más conocida. Se suprimen detalles y se recorta el texto original, pero no siempre son las informaciones menos relevantes las que desaparecen.

Puede que el recopilar la información de un suceso con todos sus detalles resulte un poco difícil y también puede ser algo complicado para algunos testigos el retener toda esta información en la mente por un tiempo necesario, sin embargo, este lamentable error provoca que muchas veces la información nos llegue a medias o muy distorsionada de lo que en realidad ha ocurrido, esto ha pasado incluso en situaciones muy comunes donde la gente a veces cambia la información simplemente por que no la recuerda del todo, por que cuenta solo lo que “le conviene” o, dependiendo de su percepción, puede exagerar las cosas o por el contrario restarles importancia.

A veces quizás les sucedió que en el trabajo o en la facu les recomendaban que no se junten con tal persona ya que “supuestamente es” malvada y egoísta, pero averiguadas las cosas resultó ser una persona muy buena que simplemente era demasiado exigente o un poco más seria que el resto, posiblemente también en algunos casos te recomiendan no intentar hablar con tal persona por que es muy callada e introvertida pero una vez conociéndola terminas descubriendo que es una persona divertida y simpática.

Pero así está dicho, a veces no importa mucho lo que realmente ha sucedido sino más lo que se ha hablado de tal persona o evento, un ejemplo muy obvio en este caso y uno de los más irónicos al notar cuán diferentes son las versiones de un mismo hecho, es el de las historias que se cuentan acerca de guerras y batallas. Aquí en Bolivia por ejemplo es muy diferente la versión que se cuenta acerca de la guerra del pacífico en comparación de las versiones que se enseñan en los colegios de Chile o Perú, procurando que en su "versión local" cada país intente quedar lo mejor posible respecto a dicho evento, igual pasó en conflictos más grandes como el de la segunda guerra mundial donde se han satanizado a políticos como Adolfo Hitler o Mussolini, esto mediante la “versión oficial” de los medios de comunicación y como se rescata siempre lo peor de cada uno de estos personajes.

Dentro de un ámbito menos crucial (o corrupto) que el de la política, en el mundo del arte y el espectáculo también se construyen y se siguen construyendo mitos alrededor de muchas personalidades, incluyendo a algunas celebridades tan históricas como el gran Beethoven.

Ludwig van Beethoven es recordado por sus grandes obras y aportes en la música, llegando a convertirse en el compositor más importante que ha existido, pero tal fama a su alrededor también ha provocado varios rumores acerca del maestro, sobre todo rumores relacionados con su carácter y temperamento. La historia ha recopilado muchos testimonios y documentos donde se afirman que el ídolo poseía un carácter conflictivo con quienes lo rodeaban, es más, los rumores acerca del mal comportamiento de Beethoven con sus semejantes son algunos de los rumores más perdurables dentro de la historia de la música, asegurando que este artista tenía un carácter insoportable y se caracterizaba por tratar de modo soberbio y cruel a las personas que compartieron con el, también se menciona que este carácter tan difícil del artista se incrementó mucho más al perder progresivamente el sentido del oído que le permitió inicialmente ser tan admirado.

Recientemente vi dos películas biográficas acerca del maestro, una es “Amor inmortal” (1994) que relata la vida del compositor a partir de su relación con las mujeres que inspiraron algunas de sus mejores obras, film protagonizado por el gran Gary Oldman. La otra película se titula Copying Beethoven (2006) y básicamente relata como Beethoven realizaba sus obras finales en compañía de una fiel asistente que prácticamente tenía que soportar (cuál perro faldero) todos los berrinches y caprichos de su más grande ídolo.

Aparte de que estas dos películas sean consideradas buenas o malas, peores o mejores, el asunto es que ambas toman como cimiento fundamental todas aquellas historias y mitos acerca del terrible temperamento o mal genio de Beethoven, dejándonos a los espectadores el retrato final de un hombre de gran talento musical pero también de una personalidad detestable causada por sus diversos traumas de la infancia y una terrible enfermedad auditiva.

Puede que todo lo que se muestra en estas películas y los libros acerca de Beethoven sea una excelente manera de conocer a este artista, puede también que el ver la televisión y leer los diarios sean una buena forma de estar informado acerca de una guerra o un evento importante, puede incluso que el escuchar chismes de alguna persona de nuestro entorno sea una manera de hacernos una idea de quién es, pero tampoco olvidemos que toda esta información no es más que solo una parte de la verdad o una parte de la historia, y realmente sucede más de lo que vemos, mucho más.

2 comentarios:

Vania B. dijo...

La historia la escriben los ganadores de las guerras y de paso nos cuentan historias de ninjas con héroes imprescindibles que cuando somos adultos nos damos cuenta que son personas comunes y corrientes que estuvieron en el momento justo en el lugar indicado.

Muy buen post. (Voy a ver copying Bethoven, me parece una peli para no perdérsela).

Saludos!

Makaveli Reloaded dijo...

hola, gracias por pasar a comentar en el blog, te invito a leer otras entradas y regresar cuando gustes, siempre hay cosas interesantes por acá.

Saludos.